Transforma tu vida con el poder de una alimentación basada en plantas. ¡Regístrate en nuestra Conferencia Virtual Gratis - Enriquece Tu Plato!¡Regístrate en nuestra Conferencia Virtual Gratis - Enriquece Tu Plato!
Temas » En Práctica » Cómo abastecer tu cocina basada en plantas para una pandemia
CNS Logo

Cómo abastecer tu cocina basada en plantas para una pandemia

Cómo abastecer tu cocina basada en plantas para una pandemia

Cuando se enfrenta a un brote global de una enfermedad como COVID-19, la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan quedarse en casa y practicar el distanciamiento físico. Muchos restaurantes cierran, lo que obliga a la gente a pedir comida para llevar o preparar comidas caseras. Las autoridades sanitarias sugieren abastecerse con una reserva de comestibles para dos semanas para minimizar la exposición al salir de compras. Cocinar en casa es más asequible que salir a comer y, como beneficio adicional, puedes concentrarte en preparar recetas saludables que fortalezcan el sistema inmunológico.

Estar en cuarentena no significa que hay que deshacerse de una alimentación saludable y vivir solo de alimentos enlatados y galletas saladas. Muchos de nosotros tenemos experiencia preparando nuestra cocina para tormentas y otras situaciones de emergencia; prepararse para una pandemia es un poco diferente. La compra de un huracán o una tormenta de nieve puede hacer que nos enfoquemos principalmente en artículos no perecederos y no refrigerados debido al temor a perder energía o acceso al agua. El abastecimiento de su cocina para una pandemia, por otro lado, puede y debe incluir una variedad de artículos refrigerados y congelados además de otros productos de conveniencia.

Especialmente durante este momento estresante, manténte alejado de los bocadillos altamente procesados ​​y otros alimentos preparados, como papas fritas, galletas saladas, galletas y helados. Asegúrate de tener alimentos integrales básicos en casa y haz un inventario a medida que tu y tu familia los consuman en el transcurso de dos semanas. Siempre debes llegar al supermercado con una lista de compras y un plan de acción en caso de que algunos artículos no estén disponibles. Es importante minimizar el tiempo en la tienda, por lo que llegar preparado es clave.

Las comidas más convenientes durante este tiempo incluyen sopas, chilis, papas fritas, tazones, tacos y sándwiches. Si estás trabajando o estudiando desde casa, cocinar en grandes cantidades los fines de semana o los días libres puede hacer que su día fluya mejor y evitar que dependa de los alimentos procesados ​​durante su día ajetreado. El chili y la sopa se pueden almacenar en el congelador para su uso posterior.

Una cocina bien surtida contra la pandemia de COVID-19 debe incluir lo siguiente.

Artículos de alacena

Legumbres — Frijoles y/o lentejas secos y cocidos.
Las legumbres se pueden utilizar para hacer sopas, chilis, hamburguesas a base de plantas, ensaladas y germinados.

Tomates cocidos/enlatados

Los tomates cocidos y la salsa de tomate son la base de muchas salsas, sopas, chilis y guisos.

Alimentos secos

Los vegetales secos se pueden utilizar para hacer sopas y guisos. Los vegetales
y las frutas deshidratadas sirven como excelentes bocadillos. Frutos secos como dátiles, higos, y pasas se pueden utilizar para endulzar naturalmente sus platos o para decorar una ensalada.

  • Hongos secos
  • Fruta seca
  • Tomates secados al sol
  • Chips de remolacha
  • Chips de col rizada

Pasta/Fideos

Los fideos ramen integrales se pueden utilizar para preparar una comida rápida. La pasta se puede mezclar con vegetales y marinara o pesto, o se puede utilizar en un salteado.

Granos/Cereales integrales

Prepara una cantidad grande de arroz integral y quinua, congélalo y guárdalo para usarlo más tarde. El mijo y la avena se pueden utilizar para hacer panqueques y productos horneados. La granola sin aceite se puede preparar en casa y disfrutar durante toda la semana.

  • Arroz integral
  • Mijo
  • Quinua
  • Avena

Nueces y semillas

  • Nueces
  • Semillas de linaza
  • Semillas de chia

Leche a base de plantas de larga duración

¡Estas serán especialmente útiles durante la segunda semana!

Caldo Vegetal

Elige un caldo de buena calidad bajo en sodio para los momentos en los que no
tienes tiempo para preparar uno.

Comidas a base de plantas pre-cocidas

  • Sopas
  • Comidas deshidratadas: ¡solo añade agua!

Especias

Puedes preparar una variedad de platos con solo unas cuantas especias:

  • Ajo en polvo
  • Cebolla en polvo
  • Canela
  • Chili en polvo
  • Paprika ahumada
  • Curry en polvo
  • Cúrcuma
  • Hierbas secas

Frutas y vegetales sin refrigeración

Frutas

Enfócate en productos locales y de temporada cuando sea posible.

  • Manzanas
  • Bananos
  • Mango
  • Sandía
  • Piña

Tubérculos y vegetales altos en almidón

Cocina tubérculos y verduras con almidón en grandes cantidades y tenlas disponibles para tazones, sopas, papas fritas caseras, rellenos de papa o puré/majado. Añadiendo puré de papas o batatas es una excelente manera de espesar una sopa o una olla de frijoles.

  • Papas
  • Batatas
  • Calabaza

Otros vegetales

  • Cebollas
  • Ajo

Frutas y vegetales refrigerados

Enfócate en productos locales y de temporada cuando sea posible. Estos son alimentos ricos en antioxidantes que se disfrutan mejor durante la primera de las dos semanas.

Frutas

  • Bayas – fresas, moras, cerezas, arándanos
  • Kiwi
  • Frutas cítricas: naranjas, limas, y limones

Vegetales

  • Vegetales de hoja verde: arúgula, col rizada, lechuga, y espinaca
  • Zanahorias
  • Pimientos

Vegetales y frutas congeladas

Los mercados agrícolas y las fincas locales nos ofrecen vegetales y frutas de temporada con máximos beneficios nutricionales. Estos productos se cosechan cuando están frescos y no viajan largas distancias para llegar a nosotros, lo que significa que están en su punto máximo en términos de nutrientes. Durante una pandemia, muchos agricultores se quedan con una sobreabundancia de productos y sin mercados donde venderlos. Verifica si tus agricultores locales están haciendo entregas o si han organizado puestos donde puedes recoger sus productos. Esto puede no ser posible durante todo el año debido a las estaciones y otros factores. En tal caso, las frutas y verduras congeladas son una buena opción. Los productos congelados se cosechan en un momento en que su frescura y valor nutricional son óptimos. Los productos congelados son particularmente útiles durante la segunda semana de tu suministro de dos semanas, cuando los alimentos frescos se han consumido o están empezando a echarse a perder

Frutas

  • Bayas – fresas, moras, arándanos
  • Cerezas
  • Piña
  • Mango

Vegetales

  • Brócoli
  • Espinacas
  • Coliflor
  • Habichuelas tiernas
  • Espárragos

Pan integral, tortillas, y masa para pizza

Mantén el pan y las tortillas en el congelador para asegurarte de que se mantengan frescos y sin desarrollar hongo.

Ten en cuenta que hay varios alimentos que no se congelan bien. Estos incluyen vegetales y frutas que tienen un alto contenido de agua, como vegetales para ensalada, apio, pepinos, melón, hierbas, tomates crudos, papas crudas, salsas cremosas y salsas espesadas con maicena.

Tener una cocina bien equipada puede brindar una sensación de seguridad y control cuando nos enfrentamos a tiempos difíciles e inciertos. En momentos como estos, es importante mantenerse informado pero no alarmarse. No es necesario conservar cantidades innecesarias de alimentos que puedan echarse a perder antes de poder consumirlos. Además, sea considerado con los demás. Es importante comprar suficientes alimentos y provisiones para su familia, pero acumular artículos innecesarios puede agotar los suministros para todos.

Copyright 2020 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.