¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida? Consulta nuestra guía de alimentación basada en plantas sin procesar.¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida?
Temas » Historias de Éxito » Conoce la guerrera del bluegrass y de la alimentación basada en plantas sin procesar de la tierra de las vacas en Pensilvania
CNS Logo

Mi nombre es Kathy Plaza. Tengo 75 años y comencé a comer una dieta basada en plantas sin procesar (WFPB) sin sal, aceite o azúcar (sin SOS) hace siete años en un intento de reducir mi presión arterial alta sin medicamentos. Desde que tuve que pasar por un año de quimioterapia a los 30 años, me he comprometido a evitar los medicamentos — incluso los medicamentos sin receta — tanto como sea posible. Aún cuando tengo dolor de cabeza, trato de averiguar por qué, bebo mucha agua y espero a que pase; creo que mis síntomas están tratando de decirme algo, y no quiero ignorarlos usando medicamentos.

Siempre fui una niña y adulta delgada, pero a los 50 años comencé a aumentar de peso. Mis métodos habituales de control de peso no funcionaron, la talla de mi pantalón aumentó de 12 a 18, ¡y gané 50 libras de tejido graso no deseado! Además, mi presión arterial comenzó a subir, hasta eventualmente llegar a 170/110. En un par de ocasiones, incluso sufrí de capilares rotos en mi ojo. A pesar de todas estas dificultades de salud, todavía no quería ir a un médico. Todavía no quería depender de medicinas. Estaba desesperada por encontrar una alternativa.

Fue entonces cuando descubrí Forks Over Knives. Wow, pensé, ¿puede ser esto cierto? Decidí darle un mes de prueba: le entré de lleno, directamente a la desintoxicación. Durante ese período de desintoxicación, experimenté muchos síntomas desagradables. Podía catar el sabor de los medicamentos de quimioterapia de décadas antes. Pero estaba funcionando. ¡Estaba perdiendo peso y mi presión arterial estaba disminuyendo! Al concluir mi mes de prueba, me comprometí a continuar con la dieta y, finalmente, bajé mi peso a 125 libras (un peso saludable para mi estatura de 5’5 “). Cuál fue mi sorpresa cuando varios otros problemas de salud también mejoraron: no más dolores de cabeza, fatiga, brotes en la piel, problemas digestivos u olor corporal, además de un cutis mejor y cabello brillante. Parecía que me había hecho un estiramiento facial; ¡Estaba radiante de salud! (Mi cocina también estaba impecablemente limpia porque ya no cocinaba con aceite).

Plant Based Weight Loss

Lo que no había anticipado eran las implicaciones sociales de cambiar mi dieta. Vivo en una comunidad agrícola bastante rural en el sureste de Pensilvania—tierra de vacas, para ser más exactos—y me la paso tocando música bluegrass con mi guitarra y violín en bares y restaurantes, en fiestas y festivales de bluegrass. Mis amigos en estos espacios estaban horrorizados por mi pérdida de peso. Pensaron que me veía enferma, que tal vez sufría de anorexia, y trataron de convencerme de que necesitaba un chequeo. Mientras tanto, nunca me había sentido mejor, ¡y pensé que me veía genial con mis jeans ajustados!

Una vez me invitaron a cenar a la casa de un par de amigos. Sabía que no estaban al tanto del grado de mi alimentación limpia, cuán en serio tomé mi dieta basada en plantas sin procesar y libre de SOS, así que, a pesar de sus garantías de que prepararían una cena vegana que todos podríamos disfrutar, traje mi propia comida. Cuando llegué, la anfitriona estaba molesta y me regañó. Pero cuando probé algo de lo que ella había preparado, pude saborear la sal y ver el aceite en el plato. Cuando comenté esto, lo más educadamente posible y con una sonrisa amorosa, ella dijo que solo agregó una pizca de sal para darle sabor y que había tenido que freír los champiñones en algo. Le agradecí su esfuerzo y volví a la comida basada en plantas sin procesar que había traído.

Plant Based Weight Loss

Ella lo superó eventualmente. Han pasado siete años, y la gente de mis círculos sociales ha llegado a aceptar mi dieta “caprichosa”. A pesar de que la mayoría de estas personas toman medicamentos para una variedad de problemas de salud, no piensan mucho en el hecho de que bajé mi presión arterial alta sin ningún medicamento. ¡Pero bueno, a cada uno con lo suyo! Sólo puedo ser un ejemplo para los demás, y eso es lo que he tratado de hacer. No predico porque eso siempre parece ser contraproducente. Me enorgullece decir que dos de mis cuatro hijos adultos ahora comen vegano y un poco WFPB.

He sido bastante consistente a lo largo de los años, pero, por supuesto, todavía hay desafíos. Reconozco el grado al que mi cerebro se estimula cuando me “cedo a un antojo ” con alimentos altamente procesados, y ese ha sido un proceso continuo para mí. Aunque he perdido mi gusto por la carne, siempre me ha gustado lo dulce, y sé que me falta superarlo. En los últimos siete años, ocasionalmente he experimentado con controlar los golpes de dopamina que acompañan a estas “golosinas”. Inevitablemente, estos experimentos no duran mucho. Comer alimentos poco saludables me hace sentir enferma, y sé que si sigo haciéndolo, corro el riesgo de caer en un atracón potencialmente devastador y duradero. Para evitar este tipo de experimentación, me escribí una carta amorosa pero firme sobre las consecuencias de tomar riesgos con mi comida. También definí para mí, en términos bioquímicos, el verdadero significado de la palabra “deleite “: es un golpe sobre estimulante de dopamina que desencadena un placer momentáneo, pero a costa de mi salud, mi bienestar e incluso mi habilidad natural para saborear y disfrutar de alimentos no procesados. Tales “golosinas” crean antojos constantes, ¡y simplemente no valen la pena! Hasta ahora, esta forma de pensar me ha ayudado mucho. Me he mantenido en mi meta de peso y nunca he caído en un atracón de los que resultan en aumento de peso. Tengo la esperanza de que estas pequeñas experimentaciones eventualmente se desvanezcan por completo, ¡especialmente ahora que tengo el apoyo de una comunidad como CNS Kitchen!

Plant Based Weight Loss

Estoy eternamente agradecida con CNS Kitchen. La comunidad me ha ofrecido apoyo continuo para que ya no tenga que hacerlo sola. Es especialmente útil dada el área en la que vivo. Rezo para que este estilo de vida y nuestra comunidad crezcan, para que podamos disfrutar de un futuro en el que nuestras selecciones de alimentos no estén limitadas por los intereses de las industrias de alimentos y la atención médica con fines de lucro; que las cadenas de suministro de alimentos y los restaurantes pueden reorientarse para servir a una población más saludable; y que el mundo despierte a las consecuencias de la industria corporativa de alimentos para animales, incluyendo sus contribuciones al calentamiento global. ¡Dios bendiga nuestro movimiento WFPB libre de SOS!

Copyright 2023 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.