Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » Medio Ambiente » Impacto de las elecciones de alimentación en el medio ambiente
CNS Logo

Impacto de las elecciones de alimentación en el medio ambiente

Impact of Food Choices on the Environment

Han pasado varios años desde que grabé mi conferencia para el Certificado de Nutrición Basada en Plantas, en la que describo la conexión entre las elecciones de alimentación y la salud de los océanos. Tengo sentimientos encontrados acerca de lo que ha sucedido en los años que han transcurrido desde que se grabó esa conferencia. He observado que los océanos y el planeta en general siguen siendo degradados en muchos aspectos, pero también he observado, con gran satisfacción, una conciencia pública creciente de la conexión entre la elección de alimentación y el medio ambiente. En este artículo presento una larga lista de tendencias preocupantes sobre el impacto dañino que tiene la carne sobre el océano global y el medio ambiente de la tierra en general, y luego trato de persuadirte de elevar tu voz por un cambio positivo.

Contaminación por parte de los nutrientes y zonas costeras muertas

Un informe de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos[1] designa la contaminación por nitrógeno y fósforo como la principal amenaza para las aguas costeras de Estados Unidos. Además, según un informe reciente de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), el 55 % de todos los arroyos de los Estados Unidos son inadecuados ahora para la vida acuática, principalmente debido al exceso de nutrientes[2]. El problema básico es que los vertidos de fertilizantes de la producción de maíz, usado principalmente para alimentar el ganado[3] y el drenaje de grandes estanques de estiércol que se encuentran en las Operaciones Concentradas de Alimentación Animal (CAFO, por sus siglas en inglés) —más conocidas como granjas de cría intensiva— entran en los arroyos locales, que eventualmente se vacían en el medio ambiente costero. La adición de nutrientes estimula el crecimiento excesivo de fitoplancton (algas) que posteriormente muere, se hunde y estará disponible para que las bacterias lo descompongan en aguas profundas. A medida que las bacterias descomponen el fitoplancton muerto, también consumen oxígeno. En consecuencia, el aumento de las adiciones de nutrientes conduce indirectamente a un aumento del consumo de oxígeno por parte de las bacterias hasta que la mayor parte, o incluso, todo el oxígeno, es eliminado del agua. Con poco o nada de oxígeno en el agua no puede haber peces ni camarones, ni mamíferos marinos, ni vida marina alguna que necesite oxígeno para vivir. Estas regiones de poco o ningún oxígeno se denominan como zonas muertas. La extensión espacial de la zona muerta del Golfo de México ha crecido constantemente en las últimas décadas con la mayor zona muerta jamás observada en 2012[4]. Este no es solo un problema de los Estados Unidos. Las zonas muertas están aumentando en número y tamaño en todo el mundo[5]. El aumento de las zonas muertas se debe al aumento considerable del uso mundial de fertilizantes nitrogenados para cultivar cada vez más maíz para la alimentación del ganado y para la producción de etanol. Según los comentarios personales hechos por el profesor Robert Howarth en la Universidad de Cornell, ¡hemos puesto más fertilizante de nitrógeno en el suelo en los últimos 15 años que todo el fertilizante que hemos usado desde que fue inventado hace 100 años!

Pesca excesiva, captura incidental y acuicultura

En las últimas décadas, el negocio de la pesca comercial se ha transformado de operaciones familiares administradas por ellas a operaciones pesqueras industriales que emplean inmensos buques tipo factoría que son propiedad de grandes grupos financieros, que tienen poca preocupación por la conservación. El resultado ha sido una disminución del 90 % en la abundancia de valiosas especies de peces depredadores superiores[6]. Además, el 82 % de los principales sectores pesqueros mundiales están explotados al máximo, sobreexplotados o en recuperación, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) de 2010[7].

También hay una cuestión moral a considerar en relación con la sobrepesca. Las actividades pesqueras a escala industrial eliminan una fuente básica de alimentación para las naciones pobres con comunidades costeras que solo tienen capacidad de pesca a pequeña escala, y que no pueden compensar la reducción considerable de la abundancia de peces, creada por las operaciones de pesca a escala industrial que son apoyadas por las naciones desarrolladas. Te recomiendo que veas el documental fotográfico de National Geographic titulado Still Waters, The Global Fish Crisis, que destaca este tema[8].

Los esfuerzos pesqueros también causan grandes daños ambientales debido a la captura accidental de especies no objetivo —un proceso conocido como captura incidental—. La magnitud del problema es una función de la escala global de las operaciones de pesca y los tipos de métodos de pesca empleados. En el caso de la pesca de arrastre para el camarón, tanto la escala mundial como los métodos empleados dan lugar a consecuencias extremadamente horribles[9] [10] [11]. La pesca de arrastre es posiblemente el método de pesca más destructivo en términos de captura incidental, pero la pesca con palangre[12] [13] y el uso de dispositivos para la agrupación de peces —abreviados FADS (sigla de Fish Aggregating Devices)[14]— vienen con sus propios problemas significativos de captura incidental.

Con gran parte de la pesca de captura bajo presión, o en declive, la gente ha recurrido cada vez más a los métodos de acuicultura. Las operaciones de acuicultura se han expandido drásticamente en las últimas décadas y ahora representan el 46 % de todos los pescados consumidos mundialmente[7]. Hay muchos impactos medioambientales nocivos asociados con la acuicultura, pero se destacan dos problemas principales. En primer lugar, la creación de condiciones hipereutróficas en las zonas costeras que albergan grandes instalaciones acuícolas con consecuencias análogas a las zonas muertas, discutidas anteriormente. En segundo lugar, la necesidad de cultivar especies de peces carnívoros (por ejemplo, el salmón) para que sean alimentados con harina de pescado, derivada de peces forraje pequeños, capturados en el medio silvestre (por ejemplo, el arenque). Esto ha creado un aumento sustancial de la presión pesquera sobre las poblaciones de peces forraje a nivel mundial y pone en peligro a otras poblaciones de animales que se alimentan naturalmente de estos peces (por ejemplo, aves marinas, mamíferos marinos y especies de peces superpredadores)[15] [16].

Emisiones de gases de efecto invernadero

Hay una buena cantidad de controversia en torno a la contribución del ganado a las emisiones totales anuales de gases de efecto invernadero. Un informe de la FAO publicado en 2006, titulado Livestock’s Long Shadow: Environmental Issues and Options[17] generalmente es un punto de partida para la mayoría de las discusiones sobre las contribuciones del ganado a las emisiones totales de gases de efecto invernadero. El informe de la FAO estima que el ganado contribuye con un 18 % a la emisión anual total de gases de efecto invernadero. Sin embargo, se han planteado preocupaciones sobre los métodos de contabilidad de emisiones de gases de efecto invernadero utilizados en el informe de la FAO y sobre la independencia de algunos de los autores del informe de la FAO que tienen afiliaciones con grupos ganaderos. Otros grupos han adoptado una contabilidad más amplia de las emisiones de gases de efecto invernadero que incluyen la contribución de los cambios en el terreno que se necesita para el desarrollo del ganado, y este enfoque contable sitúa la contribución global del ganado en 51 %[18]. Robert Goodland proporciona una agradable discusión en un artículo del New York Times[19] sobre las vueltas que se le ha dado al tema de cómo el ganado contribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero y muchos perciben la estimación reducida de la FAO sobre la contribución del ganado a dichas emisiones. Para una revisión cuantitativa del asunto, mira el artículo de Tara Garnett[20].

Pérdida del suelo

De acuerdo con el informe del WWF[21], la mitad de toda la capa superficial del suelo se ha perdido en los últimos 150 años. La revista Time tiene un buen artículo sobre el tema de la pérdida de suelo a nivel mundial, y debo decir que no es muy alentador[22]. De acuerdo con el artículo, tenemos cerca de 60 años de tierra útil sobrante si seguimos haciendo las cosas como de costumbre. La pérdida de suelo es impulsada por muchos factores, pero el pastoreo excesivo por el ganado es uno importante.

Alimentando a una población humana creciente

La seguridad alimentaria mundial en el futuro se enfrenta a las fuerzas combinadas de una población humana en rápido crecimiento y el cambio climático mundial, el cual está pronosticado que disminuya los rendimientos de los cultivos[23] [24][25]. El problema aquí es que, a medida que el planeta se calienta y las temperaturas superan la tolerancia al calor de los cultivos principales, los rendimientos de estos cultivos disminuirán. Una forma de reducir el problema de la seguridad alimentaria es cambiar la alimentación global hacia una que esté más basada en las plantas. Por cada 100 calorías de cereal con el que alimentamos a los animales, obtenemos solo unas 40 nuevas calorías de la leche, 22 calorías de los huevos, 12 del pollo, 10 de la carne de cerdo o tres de la carne de res[26] [27]. La ​​mayoría de los estudios presentan una serie de medidas que se necesitan para abordar la inminente cuestión de la seguridad alimentaria, pero, en casi todos los casos, un elemento de esta serie de medidas es un cambio para reducir el consumo mundial de carne[28] [29] [30].

El panorama más amplio sobre la degradación ambiental

Los problemas descritos anteriormente forman parte de un problema medioambiental mundial aún más grande al que nos enfrentamos. El análisis completo de los problemas se describe en el informe Millennial Ecosystem Assessment Report (en español, Informe de la evaluación de los ecosistemas del milenio) del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP, por sus siglas en inglés)[31]. El informe registra detalladamente los últimos 50 años de degradación de los ecosistemas y describe los retos que se avecinan. Algunos de los puntos de resumen enumerados en el informe son:

Los seres humanos han hecho cambios sin precedentes a los ecosistemas en las últimas décadas para satisfacer las crecientes demandas de alimentos, agua dulce, fibra y energía. • Estos cambios han ayudado a mejorar las vidas de miles de millones, pero al mismo tiempo debilitaron la capacidad de la naturaleza para entregar otros servicios tales como la purificación del aire y el agua, la protección contra los desastres y la provisión de medicamentos. • Entre los problemas destacados que han sido identificados en esta evaluación se encuentran el estado grave de muchas de las poblaciones de peces del mundo, la intensa vulnerabilidad de los dos mil millones de personas que viven en regiones secas por la pérdida de servicios de los ecosistemas, incluido el suministro de agua y la creciente amenaza a los ecosistemas por el cambio climático y la contaminación por parte de los nutrientes • Las actividades humanas han llevado al planeta al borde de una ola masiva de extinciones de especies, amenazando aún más nuestro propio bienestar • Las presiones sobre los ecosistemas aumentarán a nivel mundial en las próximas décadas, a menos que las actitudes y acciones humanas cambien”.

¿A dónde vamos desde aquí?

Casi siempre toco dos o tres canciones antes del comienzo de la gran clase de oceanografía que enseño en la gran sala de conciertos del campus de Cornell. Las canciones son temáticas para el siguiente contenido de la conferencia de ese día. Cerca del final del semestre pongo a reproducir Woodstock por Crosby, Stills, Nash y Young. La canción marca el tono de mi conferencia al decir que nos hemos alejado mucho de cualquier cosa que se asemeje a un curso sostenible y que “tenemos que volver al jardín”. Te he dado una serie vertiginosa de problemas ambientales que, considerados en conjunto, parecen casi insuperables. Sin embargo, debes saber que hay mucha gente muy inteligente trabajando activamente en cada uno de estos problemas, y hay soluciones bien pensadas para cada uno de los problemas mencionados anteriormente. Así que tenemos un camino establecido que nos devuelve al jardín de la sostenibilidad —solo tenemos que empezar a recorrerlo—.

Las personas que estudian los problemas ambientales globales son casi unánimes en su opinión de que nuestra falta de progreso en la solución de los problemas se debe a la falta de un liderazgo fuerte por parte de los funcionarios electos —esto es lo que nos ha impedido caminar por la senda del jardín—. En mi opinión, es muy improbable que nuestros líderes lleguen alguna vez a conducirnos hacia un mundo mejor, a menos que reciban una fuerte presión de todos nosotros. Howard Zinn comentó, cuando Barack Obama fue elegido por primera vez, que no esperaba mucho cambio por parte del nuevo presidente. Continuó explicando que, a lo largo de su larga vida había observado que nada, socialmente, ha surgido de un liderazgo de arriba hacia abajo, sino más bien de las demandas de cambio de abajo hacia arriba por parte de una ciudadanía cívicamente comprometida. El cambio real, argumentó, derivaba de que los ciudadanos se unieran y exigieran un mundo bueno y justo para todos. Ejemplos brillantes de cambios de abajo hacia arriba incluyen: ganar el derecho a votar para las mujeres en los Estados Unidos, obtener derechos civiles iguales para los afroestadounidenses, acabar con el apartheid en Sudáfrica y ganar la independencia de la India de Gran Bretaña. Si queremos un medio ambiente sostenible creo que tendrá que ocurrir de la misma manera —de abajo hacia arriba— de todos nosotros al elevar nuestras voces colectivas y exigir justicia para todos —incluyendo la equidad para las generaciones futuras—.

Cuando alguien publica en Facebook sobre algo escandaloso que hizo un político, a menudo comento que tenemos los líderes que merecemos. Y luego sigo esto diciendo que, mientras los ciudadanos permanezcan en silencio, tendremos un mal liderazgo, y por eso nos corresponde mejorar las cosas. En mi opinión, un ciudadano tiene que hacer algo más que tirar de la palanca de voto de vez en cuando y luego sentarse y esperar que los políticos nos cuiden. Me siento muy convencido de que los ciudadanos tienen que permanecer comprometidos y supervisar a los funcionarios electos. Un político obtiene un cheque del Gobierno y tú pagas tus impuestos; considerándolo en conjunto, esto hace al político tu ayuda contratada. Así que, definitivamente, tienes todo el derecho de vigilar su trabajo y levantar tu voz de desaprobación (o aprobación) de su trabajo y también ofrecerle con regularidad tus propias sugerencias para que haga un mejor trabajo.

Finalmente, creo que la gran mayoría de los funcionarios electos no son grandes líderes. En su mayoría se aferran al pasado y tienen miedo de llevar a la gente a un lugar nuevo, debido a la incertidumbre y al duro trabajo creativo que se necesita para avanzar por un nuevo camino. Todos tenemos que darles un empujón y mostrarles algo de nuestro coraje para que avancen.

La “Tragedia de los comunes” es un principio teórico de que el acceso libre y abierto a un recurso público, como una población de peces en el océano, siempre terminará en el colapso del recurso por la sobreexplotación. El colapso es causado por unos pocos individuos (o corporaciones) que adquieren grandes ganancias explotando el recurso con poco riesgo de pérdida personal cuando el recurso se agota. Mi propio giro personal sobre este principio es añadir que una ciudadanía pasiva facilita la sobreexplotación y el colapso al permanecer en silencio mientras todo el daño es hecho por un número relativamente pequeño de explotadores.

Pienso que mucha gente es pasiva sobre los problemas de la conservación del océano porque no viven en la playa o no llegan a vivir del océano. No sienten que tengan derecho a hablar. Cuando leen acerca de un desastre ambiental, es como si leyeran sobre la casa de algún otro pobre hombre que se daña por un incendio o una inundación. Hay un sentimiento momentáneo de tristeza del lector por el pobre hombre, pero entonces el tema se olvida totalmente al día siguiente. En mi opinión, el océano estaría mucho mejor si todos adoptaran un sentido personal de conexión o “propiedad” del soporte de vida que el océano proporciona a cada uno de nosotros, individualmente. De esa manera, cuando se metan con el océano o la atmósfera o el terreno, cada persona individual lo tomaría de manera personal ¡y se volvería loca de rabia y empezaría a dar saltos y exigiría que se detuviera esa situación y exigiría la restitución! Las compañías petroleras perforan el océano para extraer gran parte del petróleo que usamos. La industria pesquera y las fábricas que operan en la costa están conectadas a tu sistema personal de soporte de vida. Por lo tanto, ¡tienes totalmente el derecho a chillar y a gritar cuando se meten con tu océano, tu tierra y tu atmósfera!

Deber cívico

Les digo a los estudiantes de mi clase de oceanografía, cerca del final del semestre, que ahora saben mucho más acerca de temas de conservación de océanos que el 99,99 % de la gente en este mundo. Entonces les digo que creo firmemente en la idea de que una democracia funciona mejor con una ciudadanía bien informada. Pero luego añado que una ciudadanía bien informada, por sí sola, no vale mucho si los ciudadanos no levantan sus voces para dar a conocer a los líderes de los Gobiernos sus ideas sobre la mejor manera de conducir al país y al mundo hacia adelante en una dirección positiva. En particular, ellos le deben a la sociedad sus pensamientos bien informados sobre cómo conducir al mundo hacia adelante en una dirección positiva. Para enfatizar este punto, los estudiantes en la clase de oceanografía tienen una asignación al final del semestre de escribir una carta a sus dos senadores de los Estados Unidos y su representante del distrito congresional, en la cual expresan su opinión personal sobre un problema de conservación de océano de su propia elección. Se anima a los estudiantes internacionales a escribir cartas a sus respectivos líderes gubernamentales. La asignación de escritura de la carta proporciona un ejemplo tangible de levantar su voz cívica y les da a los estudiantes en la clase de la oceanografía algo que yo llamo la “propiedad” del material que han aprendido en la clase.

¡Si has logrado leer hasta aquí, debes considerarte informado y cumplir tu deber como un ciudadano informado! Te animo a que descargues la instrucciones para la asignación de escritura de la carta[32] que utilizo en mi clase de oceanografía (ver nota 32 al final del texto) y que tomes propiedad de lo que has leído en este artículo.

Un ejemplo tangible

Un ejemplo tangible de cambio positivo que es apropiado para estos lectores muy conscientes de la alimentación es el borrador, publicado recientemente, de las Guías Alimentarias para los Estadounidenses del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos para el año 2015[33]. El borrador contiene, por primera vez, la consideración de la producción sostenible de alimentos en sus recomendaciones. Las directrices propuestas recomiendan que se incluya una métrica del nivel de sostenibilidad de un alimento determinado en su etiquetado para informar mejor a los consumidores. Como he descrito en este artículo, la producción de carne no es una opción de alimento muy sostenible y, como podrías adivinar, las guías propuestas se han encontrado con una fuerte oposición por parte de las industrias de la carne y los lácteos. El plazo para comentarios escritos del público sobre el borrador de las recomendaciones está abierto hasta el 8 de mayo de 2015[34] y yo animo y desafío fuertemente a cada uno de ustedes a levantarse, dar un paso hacia adelante y hacer que su propia voz sea escuchada sobre este tema.

Observaciones finales – La visión amplia

Animo a todos ustedes a ver una entrevista en video de YouTube con el Dr. Paul Raskin de la Universidad de Yale llamada Visions of a Sustainable World[35] en la que habla de la necesidad de una gran transición hacia un mundo más justo y sostenible. Él presenta dos requisitos que deben ocurrir antes de que la transición pueda suceder. Uno es un movimiento ciudadano global y el otro es un distanciamiento del consumismo hacia una mayor calidad de vida que tenga una fuerte sensibilidad ecológica. Ambos requisitos parecen al principio casi imposibles de lograr.

La posibilidad de un movimiento ciudadano global me recuerda a una charla del dalái lama a la que asistí cuando visitó Cornell hace varios años. En un momento mencionó que en el pasado hubo ciudades-Estado como Atenas y Esparta, que eventualmente cedieron el paso a los Estados nación. Continuó diciendo que el siguiente paso lógico es que los Estados nación den lugar a un sentido de ciudadanía global. Imagino que, si a los ciudadanos de las antiguas Atenas y Esparta se les hubiese dicho que algún día sus ciudades se volverían parte de una sola nación, habrían pensado que era imposible, pero finalmente sucedió. En consecuencia, la idea de abandonar las separaciones nacionales y adoptar un sentido de ciudadanía global no me parece demasiado inverosímil.

Es posible alejarse del consumismo y hacia una mayor calidad de vida que tenga una fuerte sensibilidad ecológica. Es posible alejarse de la creencia de larga data de que los seres humanos están separados y son distintos del mundo natural, y comenzar a pensar en nosotros mismos como una sola rama de la red interconectada de la vida de la naturaleza. El Dr. Raskin lo llama la necesidad de una “Transformación de Copérnico”. Tiempo atrás, en la época de Copérnico, la mayoría habría pensado que era imposible si decías que ibas a convencer a todos de que la Tierra giraba alrededor del Sol, y no al revés, ¡pero finalmente ocurrió! Así que la idea de convencer a todos de que no están separados de la naturaleza (y que los seres humanos no son el centro del universo), sino que son solo una parte de la red de la naturaleza, tampoco me parece demasiado inverosímil.

Así que el pasado me enseña a tener esperanza para el futuro. Tengo una gran esperanza de que todos podamos unirnos y hacer un mundo mejor. No tenemos que huir de algo que tememos, sino que debemos ser atraídos hacia la visión de una mejor manera de ser en el mundo —un mundo donde todos los seres humanos y el resto de la red de la naturaleza son capaces de prosperar de una forma más satisfactoria y más sostenible—.

Referencias

  1. http://www8.nationalacademies.org/onpinews/newsitem.aspx?RecordID=9812
  2. http://usnews.nbcnews.com/_news/2013/03/26/17475544-epa-more-than-half-of-us-rivers-unsuitable-for-aquatic-life?lite
  3. http://www.nationalgeographic.com/foodfeatures/feeding-9-billion/
  4. http://science.time.com/2013/06/19/this-years-gulf-of-mexico-dead-zone-could-be-the-biggest-on-record/
  5. Diaz, R. J. and R Rosenberg (2008) Spreading dead zones and consequences for marine ecosystems. Science 321 (5891): 926-929
  6. Myers and Worm (2003). Rapid worldwide depletion of predatory fish communities. Nature 423: 280-283
  7. http://www.fao.org/docrep/013/i1820e/i1820e.pdf
  8. http://ngm.nationalgeographic.com/2007/04/global-fisheries-crisis/fisheries-crisis-interactive
  9. http://oceana.org/sites/default/files/reports/Trawling_BZ_10may10_toAudrey.pdf
  10. http://www.amnh.org/explore/science-bulletins/bio/documentaries/will-the-fish-return/trawling-takes-a-toll
  11. http://www.fao.org/docrep/w6602e/w6602e09.htm
  12. Gallagher, A.J. et. al. (2014). Vulnerability of oceanic sharks as pelagic longline bycatch. Global Ecology and Conservation 1:50-59
  13. http://www.audubon.org/magazine/september-october-2013/will-world-adopt-sustainable-longline
  14. http://www.pewtrusts.org/en/multimedia/data-visualizations/2013/proliferating-use-of-fish-aggregating-devices
  15. Naylor, R. L. et al. (2009) Feeding aquaculture in an era of finite resources. PNAS 106(42):15103-15110
  16. Pikitch, E.K. et al. (2014) The global contribution of forage fish to marine fisheries and ecosystems. Fish and Fisheries 15(1):43-64
  17. http://www.fao.org/docrep/010/a0701e/a0701e00.HTM
  18. http://www.worldwatch.org/node/6294
  19. http://bittman.blogs.nytimes.com/2012/07/11/fao-yields-to-meat-industry-pressure-on-climate-change/
  20. Garnett, T. (2011) Where are the best opportunities for reducing greenhouse gas emissions in the food system (including the food chain) Food Policy, 36:S23-S32
  21. https://www.worldwildlife.org/threats/soil-erosion-and-degradation
  22. http://world.time.com/2012/12/14/what-if-the-worlds-soil-runs-out/
  23. Battisti, D.S. and R. L. Naylor (2009) Historical warnings of future food insecurity with unprecedented seasonal heat. Science 323(5911): 240-244
  24. Wheeler, T. and J. von Braun (2013) Climate Change Impacts on Global Food Security. Science 341(6145):508-513
  25. Food & Agriculture Organization (FAO). How to Feed the World in 2050.
  26. http://www.nationalgeographic.com/foodfeatures/feeding-9-billion/
  27. http://www.cam.ac.uk/research/news/changing-global-diets-is-vital-to-reducing-climate-change
  28. http://news.yahoo.com/blogs/the-lookout/vegetarian-2050-190426669.html
  29. http://www.huffingtonpost.ca/2012/08/27/vegetarian-diet-scientist_n_1834182.html
  30. http://www.theguardian.com/global-development/2012/aug/26/food-shortages-world-vegetarianism
  31. http://www.unep.org/maweb/en/Reports.aspx
  32. http://www.geo.cornell.edu/ocean/1_Homework_Assignment_fall_2014.pdf
  33. http://www.health.gov/dietaryguidelines/2015-scientific-report/ (See chapters 4 and 5 of the report or read the Executive Summary http://www.health.gov/dietaryguidelines/2015-scientific-report/02-executive-summary.asp
  34. http://www.health.gov/dietaryguidelines/dga2015/comments/
  35. https://www.youtube.com/watch?v=FS7o4g5kzMM

Copyright 2020 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.