Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » Ciencia de la Nutrición » ¿Puede una alimentación basada en plantas sin procesar ayudar a combatir el lupus?
CNS Logo

¿Puede una alimentación basada en plantas sin procesar ayudar a combatir el lupus?

¿Puede una alimentación basada en plantas sin procesar ayudar a combatir el lupus?

Los informes muestran que el ayuno y las dietas basadas en plantas pueden mejorar los síntomas de las enfermedades autoinmunes, pero TrueNorth quiere ser más específico.

El Centro de Salud TrueNorth se ha especializado en el tratamiento de pacientes con ayuno de solo agua y una alimentación exclusivamente basada en plantas sin procesar durante 35 años. Los médicos e investigadores de TrueNorth Health están interesados ​​en los efectos del ayuno solo con agua, seguido de la adherencia a largo plazo a una alimentación exclusivamente basada en plantas sin sal, aceite, azúcar y gluten en la actividad de la enfermedad del lupus. El lupus, o lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunitario produce anticuerpos que atacan el tejido sano. El lupus es particularmente devastador porque puede dañar cualquier órgano al igual que múltiples órganos al mismo tiempo.

“El lupus es particularmente devastador porque puede dañar cualquier órgano y múltiples órganos al mismo tiempo.”

Si bien las tasas de supervivencia del lupus han aumentado en los últimos 50 años, la morbilidad a largo plazo por la progresión de la enfermedad y los efectos adversos del tratamiento pueden ocasionar discapacidades físicas y desafíos psicosociales que afectan la calidad de vida y la capacidad para trabajar. Esta enfermedad conlleva costos sustanciales directos e indirectos para los individuos y la sociedad, lo que afecta de forma desproporcionada a las poblaciones desfavorecidas. Los costos son causados ​​por la actividad y el daño de la enfermedad.

Investigación sobre la nutrición y el lupus

La alimentación está emergiendo como un tratamiento rentable para condiciones inflamatorias crónicas, que incluyen trastornos autoinmunes como el lupus. Hay informes que muestran que el ayuno y las dietas consistentes alimentos basados en plantas mejoraron los síntomas clínicos de la artritis reumatoide, otra condición autoinmune. Se han realizado varios estudios sobre los efectos de los componentes alimenticios individuales, especialmente los que se encuentran en los alimentos vegetales, sobre el lupus.

Solo existen tres informes de casos publicados que describen una intervención alimenticia más allá de la suplementación de nutrientes específicos en pacientes con lupus. Estos informes mostraron que los pacientes tuvieron cambios positivos después de implementar ajustes en la alimentación (la investigación en animales respalda aún más estos hallazgos).

¿Qué causa el lupus?

No se comprende completamente por qué una persona contrae lupus, pero el medioambiente, la epigenética, la salud intestinal y la inflamación han sido relacionados con el riesgo o progresión de la enfermedad. Los mecanismos biológicos que regulan el lupus también son complejos y poco conocidos. Esta complejidad dificulta el tratamiento del lupus y ha complicado la búsqueda de tratamientos efectivos.

Síntomas del lupus

Dado que el lupus puede afectar a cualquier órgano, causa un amplio espectro de manifestaciones clínicas, dependiendo del tejido dañado. Los síntomas pueden incluir fatiga extrema, fiebre, dolor en las articulaciones, erupciones cutáneas, fotosensibilidad, dificultad para respirar y dolor en el pecho. Cuando hay síntomas clínicos, se pueden realizar pruebas de laboratorio, que incluyen hemograma completo, análisis de electrolitos, pruebas de función renal y hepática, marcadores de inflamación y medidas más específicas de autoanticuerpos (antinucleares, anticuerpos anti-ADN de doble cadena [anti-dsDNA, por sus siglas en inglés], etc.) para corroborar los hallazgos. Actualmente no existen pruebas disponibles que puedan diagnosticar definitivamente el lupus, por lo que se diagnostica usando una combinación de evidencia clínica y resultados de laboratorio.

Tratamientos para el lupus y efectos secundarios

Desafortunadamente, actualmente no hay cura para el lupus. Se maneja convencionalmente usando tratamientos como corticosteroides, antipalúdicos y fármacos citotóxicos e inmunosupresores que actúan principalmente reduciendo la inflamación y las respuestas inmunológicas a través de mecanismos inespecíficos. Estos tratamientos manejan la enfermedad en diversos grados, pero a costa de que los pacientes tengan una mayor vulnerabilidad a las enfermedades infecciosas y el riesgo de otros efectos secundarios graves.

El tratamiento se basa en una discusión con tu médico, que tiene en cuenta las manifestaciones clínicas y biológicas, los riesgos y beneficios y la asequibilidad. A pesar de los tratamientos existentes y décadas de investigación activa, sigue existiendo una necesidad importante de terapias efectivas con bajo riesgo de eventos adversos.

La Fundación TrueNorth Health es una organización sin fines de lucro, exenta de impuestos. Los principios rectores que orientan el trabajo de la Fundación se basan en el entendimiento de que el organismo humano tiene una capacidad interna tremenda para construir, mantener y recuperar la salud cuando se expone a un entorno que promueve la salud. Un aspecto central de esa comprensión es la observación bien documentada de que, excepto en circunstancias inusuales, la salud es el resultado de una vida sana y la enfermedad es el resultado de una vida no saludable. Cuando se trata de una intervención médica u otra intervención terapéutica necesaria, el objetivo ideal debe ser la recuperación de la salud y no solamente la paliación de los síntomas.

La Fundación espera empoderar a personas de todas las edades para maximizar su potencial de salud. La mayoría de las personas parecen relativamente sanas durante su juventud y mediana edad, independientemente de sus prácticas de salud individuales. Pero, con mucha frecuencia, estas mismas personas pasan los últimos años de su vida en un estado notablemente debilitado, incapaces de disfrutar la vida al máximo. Un objetivo principal de la Fundación es aprender los pasos que las personas pueden tomar para maximizar la duración y calidad de sus vidas.

*Este artículo apareció en la edición de verano de 2019 de la revista Health Science de la National Health Association. Fue reimpreso con autorización del Dr. Alan Goldhamer, de la Fundación TrueNorth Health.

Referencias

  1. Kamen DL. Environmental influences on systemic lupus erythematosus expression. Rheum Dis Clin North Am. 2014;40(3):401-412, vii. doi:10.1016/j.rdc.2014.05.003
  2. Lightfoot YL, Blanco LP, Kaplan MJ. Metabolic abnormalities and oxidative stress in lupus. Curr Opin Rheumatol. 2017;29(5):442-449. doi:10.1097/BOR.0000000000000413
  3. Ruiz L, López P, Suárez A, Sánchez B, Margolles A. The role of gut microbiota in lupus: what we know in 2018? Expert Rev Clin Immunol. 2018;14(10):787-792. doi:10.1080/1744666X.2018.1519395
  4. Mazzone R, Zwergel C, Artico M, et al. The emerging role of epigenetics in human autoimmune disorders. Clin Epigenetics. 2019;11(1):34. doi:10.1186/s13148-019-0632-2
  5. COJOCARU M, COJOCARU IM, SILOSI I, VRABIE CD. Manifestations of Systemic Lupus Erythematosus. Maedica (Buchar). 2011;6(4):330-336. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3391953/. Accessed April 23, 2019.
  6. Yildirim-Toruner C, Diamond B. Current and Novel Therapeutics in Treatment of SLE. J Allergy Clin Immunol. 2011;127(2):303-314. doi:10.1016/j.jaci.2010.12.1087
  7. Ruiz-Irastorza G, Olivares N, Ruiz-Arruza I, Martinez-Berriotxoa A, Egurbide M-V, Aguirre C. Predictors of major infections in systemic lupus erythematosus. Arthritis Res Ther. 2009;11(4):R109. doi:10.1186/ar2764
  8. Tektonidou MG, Wang Z, Dasgupta A, Ward MM. Burden of Serious Infections in Adults with Systemic Lupus Erythematosus. Arthritis Care Res (Hoboken). 2015;67(8):1078-1085. doi:10.1002/acr.22575
  9. Bakshi J, Segura BT, Wincup C, Rahman A. Unmet Needs in the Pathogenesis and Treatment of Systemic Lupus Erythematosus. Clin Rev Allergy Immunol. 2018;55(3):352-367. doi:10.1007/s12016-017-8640-5
  10. Seawell AH, Danoff-Burg S. Psychosocial research on systemic lupus erythematosus: a literature review. Lupus. 2004;13(12):891-899. doi:10.1191/0961203304lu1083rr
  11. McElhone K, Abbott J, Teh LS. A review of health related quality of life in systemic lupus erythematosus. Lupus. 2006;15(10):633-643. doi:10.1177/0961203306071710
  12. Scofield L, Reinlib L, Alarcón GS, Cooper GS. Employment and disability issues in systemic lupus erythematosus: a review. Arthritis Rheum. 2008;59(10):1475-1479. doi:10.1002/art.24113
  13. Barber MRW, Clarke AE. Socioeconomic consequences of systemic lupus erythematosus: Current Opinion in Rheumatology. 2017;29(5):480-485. doi:10.1097/BOR.0000000000000416
  14. Galland L. Diet and Inflammation. Nutrition in Clinical Practice. 2010;25(6):634-640. doi:10.1177/0884533610385703
  15. Vieira SM, Pagovich OE, Kriegel MA. Diet, microbiota and autoimmune diseases. Lupus. 2014;23(6):518-526. doi:10.1177/0961203313501401
  16. Thorburn AN, Macia L, Mackay CR. Diet, Metabolites, and “Western-Lifestyle” Inflammatory Diseases. Immunity. 2014;40(6):833-842. doi:10.1016/j.immuni.2014.05.014
  17. Rodríguez Huerta MD, Trujillo-Martín MM, Rúa-Figueroa Í, et al. Healthy lifestyle habits for patients with systemic lupus erythematosus: A systemic review. Semin Arthritis Rheum. 2016;45(4):463-470. doi:10.1016/j.semarthrit.2015.09.003
  18. de Medeiros MCS, Medeiros JCA, de Medeiros HJ, Leitão JCG de C, Knackfuss MI. Dietary intervention and health in patients with systemic lupus erythematosus: A systematic review of the evidence. Crit Rev Food Sci Nutr. April 2018:1–8. doi:10.1080/10408398.2018.1463966
  19. Dall’Ara F, Cutolo M, Andreoli L, Tincani A, Paolino S. Vitamin D and systemic lupus erythematous: a review of immunological and clinical aspects. Clin Exp Rheumatol. 2018;36(1):153-162.
  20. Shoenfeld Y, Giacomelli R, Azrielant S, Berardicurti O, Reynolds JA, Bruce IN. Vitamin D and systemic lupus erythematosus – The hype and the hope. Autoimmun Rev. 2018;17(1):19-23. doi:10.1016/j.autrev.2017.11.004
  21. de Medeiros MCS, Medeiros JCA, de Medeiros HJ, Leitão JCG de C, Knackfuss MI. Dietary intervention and health in patients with systemic lupus erythematosus: A systematic review of the evidence. Crit Rev Food Sci Nutr. April 2018:1-8. doi:10.1080/10408398.2018.1463966
  22. Minami Y, Sasaki T, Arai Y, Kurisu Y, Hisamichi S. Diet and systemic lupus erythematosus: a 4 year prospective study of Japanese patients. J Rheumatol. 2003;30(4):747-754.
  23. Aparicio-Soto M, Sánchez-Hidalgo M, Alarcón-de-la-Lastra C. An update on diet and nutritional factors in systemic lupus erythematosus management. Nutr Res Rev. 2017;30(1):118-137. doi:10.1017/S0954422417000026
  24. Shigemasa C, Tanaka T, Mashiba H. Effect of vegetarian diet on systemic lupus erythematosus. Lancet. 1992;339(8802):1177.
  25. Danao-Camara TC, Shintani TT. The dietary treatment of inflammatory arthritis: case reports and review of the literature. Hawaii Med J. 1999;58(5):126-131.
  26. Brooke Goldner M. Six Week Raw Vegan Nutrition Protocol Rapidly Reverses Lupus Nephritis: A Case Series. ijdrp. 2019;1(1). https://ijdrp.org/index.php/ijdrp/article/view/47. Accessed April 6, 2019.
  27. Corman LC. The role of diet in animal models of systemic lupus erythematosus: possible implications for human lupus. Semin Arthritis Rheum. 1985;15(1):61-69.
  28. Izui S, Fernandes G, Hara I, et al. Low-calorie diet selectively reduces expression of retroviral envelope glycoprotein gp70 in sera of NZB x NZW F1 hybrid mice. J Exp Med. 1981;154(4):1116-1124.
  29. Fernandes G, Friend P, Yunis EJ, Good RA. Influence of dietary restriction on immunologic function and renal disease in (NZB x NZW) F1 mice. Proc Natl Acad Sci USA. 1978;75(3):1500-1504.
  30. Golbidi S, Daiber A, Korac B, Li H, Essop MF, Laher I. Health Benefits of Fasting and Caloric Restriction. Curr Diab Rep. 2017;17(12):123. doi:10.1007/s11892-017-0951-7
  31. Stamp LK, James MJ, Cleland LG. Diet and rheumatoid arthritis: a review of the literature. Semin Arthritis Rheum. 2005;35(2):77-94. doi:10.1016/j.semarthrit.2005.05.001

Copyright 2020 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.