Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » Medio Ambiente » Carne de res alimentada con pasto: ¿es realmente una alternativa sostenible?
CNS Logo

Carne de res alimentada con pasto: ¿es realmente una alternativa sostenible?

Carne de res alimentada con pasto: ¿es realmente una alternativa sostenible?

“Alimentado con pasto” suena mucho como un regreso a la naturaleza. O al menos un regreso a los “viejos tiempos”. Pero es más que eso. Los especialistas en mercadeo sueñan con un futuro alimentado con pasto, vacas de una muerte alimentada con pasto, y hace un par de años, Forbes incluso publicó un artículo declarando que ya “vivimos en una Era alimentada con pasto”.

Ciertamente, tiene mucho a su favor. Es un sueño de mil caras: soleadas colinas verdes, sinuosos caminos de tierra y golondrinas que anidan en el techo de un granero cuya pintura roja nunca se astillará. Vacas sanas, vacas felices. Sus amigos, los patos, descansando en el borde del estanque, empapado de azul del cielo. La cerca del panel blanco es resistente, pero innecesaria porque ¿por qué los animales alguna vez abandonarían este paraíso? Hiede solo a salud y tranquilidad, tanto para los animales como para el planeta.

Imágenes como estas también están retocadas con un lenguaje eufemístico que alienta a todos, desde el agricultor hasta al consumidor, a sentirse bien consigo mismos: granjas frescas, sin hormonas, tratadas éticamente, sin antibióticos, sin OGM (Organismos Genéticamente Modificados), todo natural, orgánico, en granja pequeña, etc. Estas palabras, y las emociones asociadas a ellas, sugieren implícitamente la sostenibilidad ambiental. Pero ¿la carne de res alimentada con pasto es realmente más sostenible para el medioambiente? Si Forbes está en lo cierto y realmente estamos viviendo en una “Era alimentada con pasto”, ¿eso significa que estamos frenando el cambio climático, la deforestación, la erosión del suelo, las sequías y otros índices de colapso ambiental?

Suponiendo que no haya cambios en el número total de ganado vacuno y porcino que se consume actualmente en Estados Unidos, necesitaríamos más de 1000 millones de hectáreas de tierra.

Hagamos los cálculos. En la escala más pequeña, una vaca requiere un mínimo de 0,8 hectáreas de pastizales y 20 a 30 galones (75 a 113 litros) de agua al día. Es decir, suponiendo que las 0,8 hectáreas estén completamente cubiertas con buenas tierras de pastoreo (en algunos lugares, las vacas requieren más superficie porque el pastizal no está lleno de pasto saludable para el pastoreo). Además, en los meses de invierno, a menudo habrá que comprar granos. Pero en aras de la discusión, supongamos una eficiencia óptima, o 0,8 hectáreas por vaca.

Ahora, suponiendo que no haya cambios en la cantidad total de ganado vacuno y porcino que se consume actualmente en los Estados Unidos, necesitaríamos más de 1000 millones de hectáreas de tierra. El problema, como sucede, es que hay menos de 920 millones de hectáreas en todo Estados Unidos, incluyendo todas las montañas, pantanos, desiertos y superficies de tierra inadecuadas que te puedas imaginar. Solo Alaska representa el 17 % por ciento de la superficie total de los Estados Unidos. Y recuerda que 1000 millones de hectáreas se requieren solo para ganado y cerdos. ¿Te gustaría incluir los 250 millones de pavos criados con pasto, los siete millones de ovejas y los ocho mil millones de pollos que se consumen actualmente cada año?[1]

¿Puede algo ser sostenible cuando ni siquiera es factible?

En la granja vecina, aquí en República Dominicana, hay 82 cabezas de ganado en 80 hectáreas. El agricultor me ha dicho que estas 80 hectáreas han alcanzado la capacidad máxima. Eso es cerca de 0,98 hectáreas por vaca. Una vaca alimentada con pasto tarda dos años en alcanzar la madurez completa, momento en el cual puede ser sacrificada por aproximadamente 450 libras (204 kg) de carne. Eso significa que mi vecino puede esperar producir aproximadamente 36.900 libras (16.737 kg) de carne, cada dos años (82 x 450 = 36.900).

Mientras tanto, aquí en el centro Global Roots, hemos elegido cultivar una variedad de plantas. Tenemos alrededor de 0,8 hectáreas en total. Entre agrosilvicultura escalonada y lechos de jardín, cultivamos una amplia variedad de frutas, tubérculos, legumbres y verduras: aguacates, zapotes, plátanos, bananos, plátanos, rulos, naranjas, pomelos, limones, marañones, mangos, cerezas, guayabas, carambolas, papayas, cacao, batatas, yuca, yautía, ñame, frijoles negros, chícharos, maní, berenjenas, tomates, pepinos, quimbombó, pimientos, cebollas, lechuga, acelga suiza, col rizada, granadilla, piña, maracuyá, chayote, café, ajo y caña de azúcar. Coronel, el jardinero jefe del centro Global Roots, ha estado cultivando, cosechando y vendiendo alimentos en esta área durante décadas. Él proyecta que tendremos al menos 100.000 libras (45.359 kg) de productos orgánicos de nuestras 0,8 hectáreas de tierra, después de dos años. Habiendo examinado los rendimientos estimados para varios cultivos, creo que esta es, en realidad, una estimación relativamente conservadora.

En 0,8 hectáreas de tierra, durante un período de dos años, uno puede producir 450 libras (204 kg) de carne animal o 100.000 libras (45.359 kg) de productos vegetales, casi sin usar agua, en comparación con los 20 a 30 galones (75 a 113 litros) requeridos para cada vaca, todos los días.

La Era alimentada con pasto puede no ser de larga duración. Y tampoco lo será nuestro futuro, si no podemos reevaluar el verdadero significado de la sostenibilidad.

Referencias

  1. Oppenlander, R. 2012. Comfortably Unaware. Beaufort Books

Copyright 2019 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.