Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » Psicología y Problemas Sociales » Construir una comunidad basada en plantas y de apoyo en cuatro sencillos pasos
CNS Logo

Construir una comunidad basada en plantas y de apoyo en cuatro sencillos pasos

Construir una comunidad basada en plantas y de apoyo en cuatro sencillos pasos

Al haber pasado toda una carrera profesional observando el comportamiento humano como trabajadora social clínica licenciada y entrenadora profesional certificada y ser testigo de la determinación que se necesita para que las personas realicen cambios permanentes para mejorar la calidad de sus vidas, pensé que era hora de que reflexionara sobre los que veo como algunos de los mayores desafíos que enfrentamos como agentes de cambio que intentan mostrar a otros los beneficios de consumir una alimentación basada en plantas sin procesar (WFPBD, por sus siglas en inglés).

¿Cuántas veces he escuchado a los graduados del Certificado de Nutrición Basada en Plantas de T. Colin Campbell decir: “No sé qué hacer con toda esta excelente información ahora que he recibido mi certificado” o “Tengo esta idea pero no sé cómo llevarla a cabo”?

Me gustaría explorar este tema de pasar de las intenciones a las acciones, pero antes de profundizar en esto, permíteme abordar primero la noción de coraje. Creo que es justo decir que todos confiamos en que podríamos mejorar la salud y el bienestar de los demás si supieran lo que sabemos sobre la investigación que respalda una alimentación basada en plantas sin procesar. Lo que encontramos a menudo cuando intentamos transmitir este mensaje que salva vidas a otros es que no siempre están abiertos o listos para escuchar lo que tenemos por decir. Sin duda, puede ser desalentador cuando continúan a lo largo de su camino alegre sin la intención de cambiar. También puede ser bastante frustrante y hacer que nos cuestionemos si tenemos la fortaleza de “mantener el rumbo” y continuar hablando sobre lo que sabemos que es verdad. Aquí es donde entra el verdadero coraje. Somos valientes cuando nos damos cuenta de que no todos estarán abiertos o listos para escuchar nuestro mensaje, pero nunca nos rendiremos al tratar de mejorar las vidas de aquellos con quienes nos encontramos porque sabemos que, si llegamos a una sola persona, habremos mejorado el curso de su vida —para siempre—.

Así que tratamos de vivir a través del ejemplo, esperando que lo que otros ven en nosotros los motive a probar nuestro estilo de vida. Perseveramos, siempre conscientes de que somos modelos a seguir de una vida saludable a medida que continuamos “plantando las semillas para el cambio” en otros. A veces vemos los resultados cuando alguien decide avanzar hacia una alimentación saludable; otras veces no. Lo que es importante recordar es que nunca se sabe realmente qué impacto podrías tener sobre otro ser humano.

Recuerdo estar sentado junto a un pastor en nuestra cena en la fiesta de cumpleaños número 100 de un querido amigo en Boca Ratón, Florida, hace unos meses. Él y yo empezamos a charlar, y rápidamente comprendí que estaba luchando contra la hipertensión, la diabetes y la obesidad. Él consumía la dieta estadounidense estándar y sintió curiosidad por el plato de vegetales que yo estaba cenando esa noche. Le conté amablemente la historia sobre mi experiencia cercana a la muerte después de un ataque cardíaco y una cirugía de bypass de emergencia hace ocho años y lo que había aprendido desde entonces para evitar que esto me volviera a suceder. Escuchó y parecía muy interesado, aunque me hizo saber cuánto disfrutaba su carne y su helado todos los días. Le conté sobre el libro del Dr. Caldwell Esselstyn, Prevenir y revertir las enfermedades del corazón, y también sobre el libro que había publicado recientemente, titulado Staying Alive—Healing from Heart Disease, A Survivor’s Story (Seguir vivo: curación de la enfermedad cardíaca, la historia de un sobreviviente, en español). Pasaron varias semanas y un día revisé mis comentarios en Amazon para ver qué decía la gente sobre mi libro. Y ahí estaba. El pastor dijo que me había conocido recientemente y había hablado mucho sobre el tema de la prevención de enfermedades y la salud y que estaba emocionado de leer mi libro. Así que, verás, nunca sabrás cuándo esas “semillas que has plantado” pueden arraigarse y crecer.

El cambio nunca es fácil, pero cambiar siempre es posible.

Entonces, ¿cómo continuamos plantando estas “semillas para el cambio” cuando percibimos la resistencia a una alimentación basada en plantas sin procesar a nuestro alrededor? Aquí se sugieren algunos pasos en cuanto a lo que puedes hacer para convertir tus buenas intenciones en acciones positivas:

  1. Establece una meta realista para ti mismo. Por ejemplo, si te encanta cocinar (como a mí), repítete a ti mismo: “Muy bien, me encantan los alimentos que consumo y quiero mostrarles a otros cómo prepararlos y disfrutarlos”. Puedes hacer lo que yo he hecho y crear un Meetup group, que reúne a las personas para que aprendan a cocinar de esta nueva forma. Recuerda que cualquier objetivo (grande o pequeño) es excelente y un buen comienzo.
  2. Considera los obstáculos que podrías enfrentar. Usando el ejemplo de mi club de cocina, es posible que no tengas una cocina en la que puedas acomodar a mucha gente. ¿Qué podrías hacer para superar este obstáculo? Hay muchas cosas que puedes considerar. Tal vez podrías contactar una escuela secundaria en tu barrio para ver si puedes usar su salón de economía doméstica, o puedes comunicarte con una iglesia, sinagoga o centro comunitario cercano para preguntar si puedes usar su cocina para realizar una clase. Es probable que todos estos lugares tengan equipo de cocina disponible para tu uso. Yo misma tengo la llave (literalmente) de una iglesia a un kilómetro y medio de mi hogar, que tengo a mi disposición para actividades de cocina de grupos más grandes. El pastor de esta iglesia luterana estuvo más que dispuesto a ayudarme.
  3. Avanzar con acciones iniciales. Este es probablemente el paso más aterrador. Una de las cosas que nos impide hacer algo nuevo y valiente es la preocupación por el fracaso. Seamos realistas, es un poco intimidante tomar un riesgo. A menudo les digo a mis clientes cuando se están embarcando en algo que les causa ansiedad: “¡Tienes que fingir hasta que lo logres!”. Di a ti mismo: “Voy a hacer esta nueva actividad, aunque esté asustado, porque es importante para mí y haré todo lo posible para no centrarme en preocuparme por su éxito o su fracaso. ¡Solo lo haré!”. No puedo decirte con qué frecuencia he tenido que decirme estas mismas palabras a mí mismo. Sin embargo, aquí está el punto. Siempre hay un sentimiento de orgullo y una verdadera sensación de logro cuando haces algo que antes pensabas que nunca intentarías. Después de todo, ¿tomar riesgos no es la forma en la que continuamos desafiándonos y creciendo como individuos? Entonces, siguiendo el ejemplo de nuestro club de cocina, la acción podría ser celebrar tu primera clase en una iglesia local. Ya habrás creado un Meetup Group, tendrás una docena de personas que se han registrado para asistir y estarás siguiendo tu camino.
  4. Y, finalmente, cumplir con esas acciones. Has hecho un plan, has considerado todos los obstáculos y los has superado, has tomado medidas para ponerlos en marcha y ahora continúas cumpliendo tus objetivos. Lo que esto significaría, en términos de nuestro ejemplo del club de cocina, es que has seleccionado algunas recetas simples, comprado la comida, establecido estaciones en la iglesia donde celebrarás tu primera clase, impreso recetas y puesto las mesas para disfrutar juntos la comida como grupo, una vez que esté cocinada. Incluso puedes publicar las recetas en tu sitio de Meetup o comenzar un grupo de Facebook o un blog sobre lo que estás haciendo para tratar de cambiar la forma en la que los estadounidenses comen.

El cambio nunca es fácil, pero siempre es posible. Todos somos capaces de hacer grandes cosas con el conocimiento adquirido a través del Certificado de Nutrición Basada en Plantas del Dr. Campbell. Solo tenemos que descubrir cuáles son nuestras fortalezas (clubes de cocina, discursos públicos, clubes de libros, servir alimentos basados en plantas a familiares y amigos, organizar festivales vegetarianos, etc.) y nunca renunciar a la idea de que estamos “plantando semillas” con todos los que nos encontramos. Realmente hace falta un pueblo para promover el cambio que todos esperamos. Como enseña el proverbio africano:

Si quieres viajar rápido, ve solo.
Si quieres viajar lejos, ve acompañado.

Ha llegado el momento de que todos viajemos juntos al convertir nuestras intenciones en acciones.

Copyright 2019 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.