Transforma tu vida con el poder de una alimentación basada en plantas. ¡Regístrate en nuestra Conferencia Virtual Gratis - Enriquece Tu Plato!¡Regístrate en nuestra Conferencia Virtual Gratis - Enriquece Tu Plato!
Temas » En Práctica » Guía paso a paso para crear un huerto a cuadros
CNS Logo

Guía paso a paso para crear un huerto a cuadros

Guía paso a paso para crear un huerto a cuadros

¡Aprende el método más fácil y productivo para cultivar sin las malezas, el trabajo y el desperdicio un jardín en hilera tradicional! La técnica del huerto a cuadros fue creada por Mel Bartholomew como una alternativa a la jardinería en hilera. Este método conciso de jardinería usa menos agua, suelo, espacio y herramientas.

¡Reducir, reusar y reciclar son grandes objetivos en la técnica del huerto a cuadros! Esta hoja informativa te puede ayudar a crear un huerto a cuadros en tu patio, en una terraza o balcón, en un estacionamiento o en un jardín comunitario. Utilizar la mezcla de Mel —un suelo especial de cultivo que puedes hacer tú mismo— y una rejilla para crear espacio entre las plantas es fácil de mantener y perfecto para principiantes. Para consultar información más detallada, te recomiendo comprar una copia del libro All New Square Foot Gardening Third Edition (Un huerto a cuadros completamente nuevo – tercera edición, en español) o la puedes pedir prestada en tu biblioteca local. ¡Aquí está un resumen de lo fundamental y los beneficios!

Los 10 fundamentos:

  • Planta con mayor densidad. No desperdicies el espacio. Puedes cultivar un montón de productos en mucho menos espacio del que soñaste. Un enorme jardín en hilera no es necesario, colocar unos lechos de huertos a cuadros en un espacio relativamente pequeño puede ser más productivo que un gran jardín en hilera que ocupe una buena parte de tu patio.
  • Ten en cuenta el crecimiento. La mayor productividad viene del crecimiento hacia arriba y no hacia los lados. Una variedad de estructuras de enrejado fáciles de construir permite que los vegetales de enredadera usen el plano vertical en lugar de extenderse como lo hacen en un jardín de hilera tradicional.
  • Usa la mezcla de Mel, no la tierra del jardín. No necesitas tu vieja tierra de jardín para cultivar buenos vegetales. Los mejores resultados ocurren si haces tu propio medio de cultivo, la fabulosa fórmula que creó Mel Bartolomé, que llamamos la mezcla de Mel.
  • Cultiva cerca de tu casa. Los jardines son más eficientes cuando se plantan cerca de tu casa, no en un terreno lejano. Es la naturaleza humana prestar atención a lo que está cerca, y los huertos a cuadros deben estar cerca de tu casa, donde puedas admirarlos y atenderlos fácilmente.

  • Es mejor que el jardín crezca de manera superficial. Los lechos elevados no tienen que ser grandes y profundos: solo se necesitan 15 cm de medio de cultivo para la mayoría de las cosechas. Se acabaron los días de cavar laboriosamente y cavar de nuevo un jardín de hilera para añadir y mezclar enmiendas del suelo con el fin de mejorarlo.
  • No necesitas fertilizante. La mezcla de Mel tiene una rica combinación de diferentes composiciones orgánicas, y proporciona todos los nutrientes que las plantas necesitan. Solo añade abono fresco cuando vuelvas a plantar un cuadro.
  • Mantén estrechos los pasillos entre las cajas. En lugar de largas filas, un huerto de vegetales es más eficiente si se planta en pequeñas cajas con pasillos separados unos 90 centímetros. La práctica tradicional de plantar largas filas con espacios amplios y vacíos entre ellas solo crea más terreno en el que pueden crecer malezas. ¡Eso significaría demasiado trabajo!
  • Sé tacaño con las semillas. En lugar de plantar muchas semillas, y luego retirar las plántulas que sobran para lograr el espacio deseado, el huerto a cuadros utiliza una simple pauta de espaciamiento: 1,4,9,16. No hay que desperdiciar semillas ni podar posteriormente. Las semillas pueden durar dos o más estaciones adecuadas para su crecimiento si se almacenan adecuadamente.
  • Planta en cuadros. Plantar en cuadros de 30 centímetros es la forma más eficiente de hacerlo. Mel vio esto como uno de los fundamentos más importantes de su técnica. Las rejillas son claves para plantar eficientemente y rotar nuevos cultivos cuando la primera cosecha ha producido su bonanza. Y al plantar con diversidad —muchos tipos diferentes de plantas se entremezclan en una sola caja— eliminas muchos de los problemas de enfermedades que pueden plagar un jardín tradicional.
  • Rota los cultivos. La rotación de cultivos es automática en un huerto a cuadros y le da el máximo rendimiento a tu jardín. La cosecha de un solo huerto a cuadros de 1,2 × 1,2 metros te sorprenderá, y la razón es que muchos de los cuadros pueden plantarse por lo menos dos veces en una temporada de jardinería —ya sea con dos cultivos sucesivos del mismo vegetal o intercambiando por un nuevo cultivo para obtener productos al final de la temporada—.

En la práctica, estos 10 principios de la técnica del huerto a cuadros se convierten en la base con la cual puedes cultivar con una eficiencia sobresaliente. Los primeros pasos se pueden dar mucho antes de que comience la temporada de cultivo, ¿y no nos gusta a todos soñar y planificar durante el final del invierno y el comienzo de la primavera, cuando estamos ansiosos por volver a salir al jardín?

La técnica del huerto a cuadros es amigable con la Tierra. Algunos de los beneficios incluyen:

  • Reducir: La técnica del huerto a cuadros elimina el desperdicio, reduce al mínimo la necesidad de comprar productos frescos en las tiendas de comestibles (reduciendo los gastos de transporte y los costos domésticos), y utiliza menos agua.
  • Reutilizar: Construye tu caja del huerto a cuadros con trozos de madera, entablado antiguo o incluso bloques de cemento. Vuelve a plantar tus cuadros después de cosechar e incluso vuelve a cultivar nuevas plantas con los sobrantes de comida de la cocina.
  • Reciclar: ¡Los restos de comida se pueden convertir en abono!
  • Eliminar los desechos: Planta solo la cantidad de comida que necesites, no uses más tierra de la que requieras, y usa solamente el agua suficiente para que las plantas crezcan. Puedes cultivar el doble de productos en la mitad del espacio que ocupa un jardín de hilera tradicional.
  • Jardinería comunitaria y familiar: La técnica del huerto a cuadros es una forma perfecta para crear un jardín comunitario del que muchos pueden beneficiarse, ¡o haz que toda la familia participe! ¡A los niños les encanta la jardinería, y la técnica del huerto a cuadros es una gran manera de ayudarles en su trayecto basado en plantas! Este método es fácil para jardineros jóvenes, viejos y principiantes.

Los ocho pasos para construir tu huerto a cuadros —Esta pretende ser una reseña general. Para más detalles, recomendamos usar el libro como una guía—.

Los ocho pasos para construir tu huerto a cuadros —Esta pretende ser una reseña general. Para más detalles, recomendamos usar el libro como una guía—.

1. Planea tu jardín – Crea un mapa de tu jardín dibujando un gran cuadrado con 16 cuadrados en su interior. Usa un lápiz, pues podrías querer ajustar tu planificación. Si tienes a mano el libro All New Square Foot Gardening Method Third Edition consulta el capítulo 3 para aprender a planificar tus cajas para cultivar la cantidad de productos que puedas necesitar. Consejo: coloca las plantas que crecerán más alto en el lado norte de la caja y las plantas que requieren más atención, como los frijoles tipo arbusto, cerca de los bordes de la caja.

2. Dispón el jardín – Un lugar soleado cerca de la casa es la mejor ubicación. Utiliza el capítulo 4 para planificar la forma y la configuración de las cajas del huerto a cuadros y traza un mapa de la ubicación de las mismas en tu patio / área.

3. Construye cajas y rejillas – Una caja simple de 10 x 10 cm es la distribución recomendada para los principiantes. Si eliges hacer otra configuración, asegúrate de que puedes caminar alrededor de la caja y de que puedes llegar a cada cuadro. Las rejillas permiten la visualización para la plantación y ayudan a evitar la sobreplantación. Las rejillas también maximizan la cosecha. El capítulo 5 proporciona instrucciones sobre cómo construir la caja básica de 10 x 10 cm que tiene 15 cm de profundidad, así como otras formas y tamaños de caja.

4. Fabrica accesorios para la caja – Considera la posibilidad de construir enrejados para aprovechar al máximo el espacio, cubiertas protectoras para la protección ante las plagas y bichos u otros accesorios para máxima productividad y eficiencia.

5. Crea la mezcla de Mel (consulta el número 3 en la sección “Los 10 fundamentos”) – Uno de los factores más importantes en los huertos a cuadros es la creación de un medio de cultivo especial. Para hacer la mezcla de Mel necesitarás una lona grande, una máscara de partículas para el polvo, una pala o rastrillo, abono, vermiculita gruesa, musgo de turba, una carretilla y un suministro de agua. Extiende la lona, vacía el abono medido sobre ella, luego agrega musgo de turba y rocía ligeramente con la manguera. Añade la vermiculita gruesa y mezcla bien. Transfiere la mezcla a la caja del jardín, riega bien y añade tu rejilla. Se recomienda seguir las instrucciones del libro para obtener mejores resultados y el capítulo 7 explica la importancia de usar esta mezcla.

6. Planta – El capítulo 8 proporciona detalles sobre cómo plantar sin desperdiciar semillas. Si decides no usarlas, puedes comenzar tu jardín con “plántulas”. Estas son las plantas ya iniciadas en macetas que encuentras en tu vivero o centro de jardinería local. Divide tus cuadros en 1, 4, 9, o 16 agujeros para semillas / plantas. Determina el número al pensar en la planta cultivada en tamaños pequeño, mediano, grande y extragrande. Usa tus dedos para dividir uniformemente los cuadros de 30 x 30 cm en el número apropiado de agujeros, dependiendo de los cultivos.

• 1 por cuadro para los cultivos extragrandes como brócoli, repollo y pimientos
• 4 por cuadro para grandes cultivos como lechuga, acelga suiza o incluso flores.
• 9 por cuadro para cultivos medianos como habichuelas, espinacas o remolachas.
• 16 por cuadro para pequeños cultivos como zanahorias, rábanos o cebollas.

7. Conserva – En el capítulo 9 aprenderás técnicas para regar y desmalezar tu jardín, así como para inspeccionar y atender cualquier problema de plagas y enfermedades. Algunos consejos incluyen regar agua en la base de la planta, ¡y evitar los aspersores! El riego desde arriba es ineficiente y causa enfermedades. Recoge las plagas a mano o corta las partes de la planta infectadas con tijeras. Lava las tijeras después. Limpia cualquier resto muerto alrededor de las plantas. Para los cultivos verticales, teje y desteje la red semanalmente, teniendo cuidado de no romperla.

8. Cosecha – Con una planificación cuidadosa, tu jardín tendrá una temporada de cosecha buena y larga. Dado el diverso patrón de plantación de un huerto a cuadros, este placer se produce durante toda la temporada de jardinería y más allá. El capítulo 10 te ayudará a programar el momento de la cosecha, las técnicas de cultivo y el almacenamiento de la misma.

Cosecha - Con una planificación cuidadosa, tu jardín tendrá una temporada de cosecha buena y larga.

Gracias a la Square Foot Gardening Foundation por crear el contenido original y la presentación en PowerPoint de la que se adaptó este artículo.

*Este artículo se reimprime con autorización de plantpurecommunities.org. Lee más consejos en su sección Gardening Toolkit (Caja de herramientas de jardinería, en español).

Copyright 2020 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.