Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » Enfermedades » Presión arterial alta
CNS Logo

Presión arterial alta

Aprender a vivir sin ella

¿Cuál es la condición epidémica que causa más muerte y discapacidad que ninguna otra en países industrializados?

¿Cuál es la principal razón de las visitas a los doctores y la principal justificación para las prescripciones de medicamentos?

¿Cuál condición afecta a la mayoría de los estadounidenses mayores de 65 años, a menudo no presenta síntomas y se denomina “asesino silencioso”?

Si dijiste alta presión arterial, también conocida como hipertensión, estás en lo correcto.

Conceptos básicos de la presión arterial

Las mediciones de la presión arterial se registran como dos cifras distintas, la primera sobre la segunda. La cifra superior se conoce como presión arterial sistólica y dicho número representa la presión de la sangre en los vasos durante la contracción cardiaca. La cifra inferior, o presión sanguínea diastólica, representa la presión de la sangre en los vasos cuando el corazón se relaja.

Ambas mediciones constituyen factores importantes de riesgo que están asociados con tu riesgo de morbilidad y mortalidad. Eso significa el riesgo de enfermarte o de morir.

Por cada aumento de un punto en tu presión arterial sistólica por encima de 90, se aumenta en uno por ciento el riesgo de mortalidad. Desde un punto de vista positivo, eso significa que, por cada punto que reduzcas tu presión arterial sistólica a 90, hay un uno por ciento de reducción de la mortalidad. Por lo tanto, un individuo que reduce exitosamente su presión arterial sistólica de 150 a 110 por medio de mejores hábitos de vida y alimentación, podría reducir su riesgo de mortalidad por todas las causas en un enorme 40 %. Dicho de manera sencilla, esto significa que, si reduces tu presión arterial sistólica en 40 puntos, tienes un 40 % menos probabilidades de morir este año.

La presión arterial es importante

Cuando la presión arterial está elevada, el desgaste por uso de los vasos sanguíneos y la turbulencia creada en el torrente sanguíneo parece incrementar la tendencia a formar ulceraciones grasas denominadas placas. Cuando estas placas se rompen pueden conducir a una obstrucción de los vasos sanguíneos que proveen circulación al corazón o al cerebro, causando un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Estos incidentes son la causa principal de muerte en países industrializados.

Curiosamente, la mayoría de los ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares que resultan del aumento de la presión arterial se producen en personas cuya presión arterial no está lo suficientemente elevada como para justificar los riesgos significativos de los medicamentos. Todos los medicamentos para la presión arterial son conocidos por tener riesgos considerables y efectos secundarios. Esos efectos secundarios son tan peligrosos que, hasta que las presiones sanguíneas estén considerablemente elevadas (más altas de 160 mm Hg en la mayoría de los pacientes), los riesgos de los medicamentos superan el beneficio potencial.

Afortunadamente, existen muchas opciones diferentes a las medicinas que funcionan para disminuir de forma segura la presión arterial, reduciendo por consiguiente el riesgo de muerte prematura y discapacidad.

*Las cifras de presión arterial están dadas como “puntos” sin la terminología asociada como “milímetros de mercurio” indicados por “mm Hg”. La forma correcta de describir técnicamente la presión arterial de 120/80 es “120/80 mm Hg”.

Lo que funciona

Numerosos enfoques han demostrado científicamente que son seguros y efectivos para disminuir la presión arterial. Por ejemplo, por cada kilogramo de pérdida de peso (2.2 libras), la presión arterial sistólica se reduce un promedio de 1.6 puntos. La adopción de una alimentación vegetariana alta en fibra también reducirá la presión arterial sistólica, en un promedio de 2.8 puntos. También, y de manera muy significativa, la reducción de alcohol y sodio reducirá la presión arterial sistólica, en 4.8 y 16 puntos respectivamente. Es interesante notar que la reducción de 16 puntos, dada por la restricción severa del sodio es, de hecho, un efecto de mayor tamaño del que podría esperarse de cualquier combinación de medicamentos. Además, se ha demostrado que el ejercicio tiene un poderoso efecto normalizador sobre la presión arterial. Por ejemplo, un programa regular de caminata de 45 minutos, de cuatro a cinco veces por semana, puede reducir la presión arterial en un promedio de aproximadamente siete puntos.

El ayuno de solo agua y la presión arterial

En un estudio realizado por el Centro de Salud TrueNorth en California y publicado en la edición de junio de 2011 de la Revista de Terapéutica Manipulativa y Fisiológica (Journal of Manipulative and Physiological Therapeutics), el uso de ayuno de solo agua, acompañado por una alimentación vegana baja en grasa y baja en sal, demostró tener el más grande efecto en disminuir la presión arterial que cualquier otro estudio en la literatura científica.

La caída promedio de la presión arterial sistólica en 174 pacientes consecutivos fue de 37 puntos. En aquellos pacientes con niveles más altos de presión arterial, a partir de lo que se llama hipertensión en fase 3 (donde la presión arterial sistólica supera los 180 puntos o 180 mm Hg), ¡la reducción promedio fue de 60 puntos!

En un segundo estudio, también llevado a cabo por el Centro de Salud TrueNorth y publicado en octubre de 2002 en La Revista de Medicina Alternativa y Complementaria (Journal of Alternative and Complementary Medicine), un grupo de 68 pacientes con presión arterial alta “limítrofe” (presión arterial sistólica entre 120 y 140 mm Hg) se sometió a un periodo de ayuno de agua durante un periodo promedio de dos semanas. La reducción media de la presión arterial excede los 20 puntos, resultando en una presión sanguínea promedio final de 96/67. Este es un nivel similar al que se sospecha que es la presión sanguínea óptima, de acuerdo con el Dr. Richard Peto de Oxford y otras autoridades.

Vale la pena estar saludable

En 2001, el sindicato más grande de California, el Sindicato Internacional de Ingenieros Operativos (The International Union of Operating Engineers), decidió hacer del programa residencial de educación en salud de TrueNorth Health un beneficio médico completamente cubierto para todos los miembros activos y retirados y sus familiares que sufrieran de presión arterial alta o diabetes. Esto representa la primera vez en la historia que una institución importante responsable de gastos médicos haya accedido a proporcionar el ayuno de solo agua como un beneficio médico totalmente cubierto.

El Sindicato de Ingenieros Operativos está autoasegurado y toda la información relacionada con sus gastos médicos está centralizada. Esto nos ha permitido evaluar con exactitud el efecto del programa de ayuno sobre el costo del tratamiento médico y medicamentos en el año anterior y posterior a la participación en el programa de TrueNorth Health. Los resultados han sido clínica y económicamente impresionantes. El costo del tratamiento médico y farmacológico fue reducido en un promedio de más de $2700 dólares por miembro, solo en el primer año. Este ahorro en costos superó el costo del programa, demostrando que el ayuno puede ser clínica y económicamente efectivo. El Centro de Salud TrueNorth continuará monitoreando los resultados de los miembros del sindicato en los años venideros, y esperamos que los resultados a largo plazo sean excepcionales.

Alimentación después del ayuno

El efecto del ayuno sobre la presión arterial puede parecer un milagro, dado que los pacientes a quienes se les ha dicho que necesitan tomar medicamentos “por el resto de su vida”, pueden arrojar a la basura dichos fármacos. Sin embargo, para mantener los resultados, se requiere cumplir con un estilo de vida que promueva la salud, lo que incluye una alimentación adecuada, sueño y hábitos de ejercicio físico.

Con respecto a la alimentación, instruimos a nuestros pacientes a evitar todas las comidas procesadas que contengan sal, incluyendo el pan, el queso, aderezos para ensaladas muy salados, sopas, salsas, soda, así como el café, el alcohol y el chocolate. En lugar de una “dieta americana” convencional, los alentamos a tener una alimentación basada exclusivamente en alimentos mínimamente procesados, incluyendo frutas, vegetales, cereales de grano entero sin procesar, legumbres, nueces secas y semillas.

El desayuno generalmente se compone de fruta fresca y avena con algunas semillas de linaza molida. El almuerzo es, a menudo, una gran ensalada de verduras crudas, con verduras al vapor y carbohidratos complejos, mínimamente procesados, entre los que se incluyen papas al vapor o al horno, ñames, calabaza, etc. La cena puede incluir otra ensalada grande de vegetales crudos, verduras al vapor y arroz, mijo o un plato del The Health Promoting Cookbook.

Al evitar toda carne, pescado, aves, huevos y productos lácteos, así como todos los alimentos con aceite añadido, harina, sal y azúcar, nuestros pacientes eliminan el exceso alimenticio, que es causal de presión arterial alta. Cuando se combina con un programa de sueño adecuado y ejercicio, los resultados son constantemente espectaculares.

Al utilizar el ayuno para iniciar rápidamente una nueva forma de vida, los pacientes son capaces de acabar con los malos hábitos y ganar el control de su salud. La presión arterial alta es sólo una de las principales preocupaciones de salud que pueden tratarse exitosamente con este enfoque. ¡Y esta es una sin la cual definitivamente puedes aprender a vivir!

Copyright 2019 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.