Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » Ciencia de la Nutrición » ¿Vapear un nutriente sagrado? Cómo la vitamina E se convirtió en “peligrosa”
CNS Logo

¿Vapear un nutriente sagrado? Cómo la vitamina E se convirtió en “peligrosa”

Esta podría ser una llamada de atención. Un impactante artículo central en The New York Times informa que la vitamina E, considerada desde hace tiempo como un nutriente milagroso por muchos, está relacionada con la enfermedad y la muerte[1]. Solo puedo preguntarme cómo se transmitirán y recordarán estas “noticias de última hora”, especialmente por aquellos que solo leen los titulares.

¿Vapear un nutriente sagrado? Cómo la vitamina E se convirtió en “peligrosa”

Traducción imagen:

Las muestras de líquido pulmonar de pacientes con la misteriosa enfermedad condujeron a un avance en la búsqueda de una posible causa. Más de 2000 personas se han enfermado, muchas de ellas por productos ilícitos a base de marihuana.

Una forma de vitamina E ha sido identificada como un “culpable muy fuerte” en las lesiones pulmonares relacionadas con el vapeo de tetrahidrocannabinol (THC), informaron funcionarios de salud el viernes, un avance importante en un brote aterrador que ha matado a 40 personas y enfermó a 2051.

En las últimas décadas, la vitamina E ha sido uno de los nutrientes más populares. Muchas personas saben que hay evidencia que demuestra que se asocia con menos enfermedad cardíaca y cáncer, un envejecimiento más lento, menos imperfecciones en la piel y muchos otros beneficios. Bioquímicamente, estos efectos a menudo se explican por la capacidad de la vitamina E para neutralizar los radicales libres altamente oxidantes. En el mercado, se usa ampliamente en productos para el cuidado de la piel y es un suplemento nutritivo popular.

El entusiasmo por este nutriente ha sido inmenso. Todavía recuerdo cuando un grupo de investigadores prominentes informaron, por primera vez, que el consumo de la vitamina E estaba asociado con la disminución de la enfermedad cardíaca, hace 30 años. El hallazgo fue tan impresionante que todos en el grupo de investigación comenzaron a tomar suplementos de vitamina E. Hasta cierto punto, la vitamina E se convirtió en una palabra de moda. Era, quizás, el antídoto para la enfermedad cardíaca.

“Por primera vez, hemos detectado una posible toxina preocupante, el acetato de vitamina E, a partir de muestras biológicas… tomadas de los pulmones de 29 pacientes [vapeadores], incluyendo dos que murieron”.

Pero ahora esto: “Por primera vez, hemos detectado una toxina potencial de preocupación, el acetato de vitamina E, a partir de muestras biológicas… tomadas de los pulmones de 29 pacientes [vapeadores], incluyendo dos que murieron”. De acuerdo con la Dra. Anne Schuchat, de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, estas muestras “proporcionaron evidencia de acetato de vitamina E en el sitio principal de lesión en los pulmones”. ¡Caramba! Debido a que esta noticia fue destacada en The New York Times, entre otros medios de alto perfil, supongo que el periodista también debe haberla considerado muy significativa. Estoy de acuerdo, la enfermedad y la muerte de los pacientes vapeadores es importante de por sí, pero creo que esta historia fue especialmente incendiaria y merece una atención adicional, debido a la participación de la vitamina E.

Sin embargo, antes de continuar, necesito agregar una precaución. Es decir, no infiero, especialmente sin evidencia, que todos los productos para la salud que contienen acetato de vitamina E son tóxicos. De hecho, estoy seguro, de forma racional, de que los productos convencionales no representan un daño. Aunque la evidencia no es suficiente, incluso podría plantear la hipótesis de que el cuerpo podría estar concentrando vitamina E adicional en el sitio principal de la lesión para ayudar a controlar el daño, de forma similar a como los glóbulos blancos se reclutan para combatir agentes infecciosos extraños que producen enfermedad. Esto puede ser un poco exagerado, pero sin evidencia adicional, también lo podrían ser otras posibles inferencias de este informe.

Pero, incluso en un escenario conservador, no podemos descartar la posibilidad de que el acetato de vitamina E pueda ser tóxico en algunas condiciones. El acetato de vitamina E es una forma no natural de vitamina E (alfa-tocoferol). Sé poco o nada sobre los productos de vapeo, excepto que son una fuente popular de cannabis (THC), pero tengo preguntas. ¿Por qué se agrega esta venerada vitamina a un producto sobre el cual existe una preocupación generalizada respecto a su seguridad? ¿Sospechaban que podría minimizar el riesgo de vapeo? No, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. “El acetato de vitamina E es pegajoso como la miel y se adhiere al tejido pulmonar”, y según la cuenta de noticias, se usa para diluir el tetrahidrocannabinol (THC) y aumentar las ganancias. Sin embargo, ¿el acetato de vitamina E causa o contribuye específicamente a la toxicidad? Uno podría preguntarse si la adición de acetato de vitamina E a estos productos está aprobada. La respuesta es no: la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) no tiene jurisdicción sobre la regulación y el uso de estos productos. La regulación tiende a ser más un mandato estatal individual. Por otro lado, el presidente Trump, actuando a nivel federal, podría estar eximiendo a las tiendas de vapeo de las restricciones porque, según esta misma cuenta de noticias, “la industria ha creado muchos empleos”. Me pregunto: ¿de esto se trata, de la creación de empleo? Si la motivación para agregar acetato de vitamina E era puramente financiera, ¿por qué los fabricantes no usaron un agente diluyente más barato con una consistencia similar? ¿Podría el atractivo saludable de la vitamina E haber influido en esta decisión?

Pero estas especulaciones no son la principal razón por la que escribo este artículo. Más bien, lo hago para mostrar un ejemplo de una historia que se basa en la palabra “nutrición”, intencionalmente o no. Historias como esta tienen el potencial de agregar más confusión a esta ciencia, ya de por sí confusa. Cuando la nutrición se debate, se centra principalmente en nutrientes individuales (contenido de los alimentos, efectos de los nutrientes buenos y malos, cantidades necesarias a diario), como si esto representara la mayor parte de la nutrición. Es mi opinión, como explico en mi próximo libro, que este enfoque abrumador en nutrientes individuales es contraproducente. La confusión en torno a la “nutrición” empeora aún más por el enfoque dado a los nutrientes en diversas formas sintéticas y fuera de contexto. El concepto de nutrición, tal como existe actualmente, requiere una revisión importante en su nivel más fundamental.

En este caso particular, solo puedo preguntarme: ¿los fabricantes realmente están agregando un nutriente popular a estos productos de vapeo, presumiblemente con el objetivo de hacer que estos productos sean más aceptables (¿más seguros?) y rentables?, ¿los fabricantes eligieron este producto porque es un antioxidante bien conocido por interceptar el daño? Resulta que el producto es perjudicial, como lo expresa la cuenta de noticias.

Si me permites continuar con esta especulación, los fabricantes se saltan varios pasos importantes. El acetato de vitamina E no es la forma natural de vitamina E que se encuentra en los alimentos, se inhala en lugar de consumirse y digerirse y se usa de forma aislada, sin nutrientes complementarios en los alimentos que garanticen su correcta digestión, absorción y metabolismo en el cuerpo. ¿Alguien está equiparando esta forma y el uso de vitamina E con la vitamina E que se consume en los alimentos?

Lo que me preocupa de esta historia es que empeora aún más nuestra incomprensión del concepto de nutrición, que se remonta a hace más de un siglo. La historia de la nutrición que se remonta al menos al siglo XIX, considerada en mi próximo libro, demuestra la urgente necesidad de desaprender algunas de nuestras creencias y prácticas más arraigadas en esta ciencia.

Además, sostengo que nuestro enfoque de nutrición orientado a los detalles no solo es confuso, sino que también es demostrablemente dañino. Hablamos de un nutriente como una estructura química fija sin saber que puede haber múltiples estructuras (isómeros) y sus metabolitos, reacciones fijas que causan respuestas fijas, actividades fijas que actúan dentro de entornos fijos, tasas de transporte fijas y relaciones fijas con otros nutrientes y no nutrientes. En este enfoque de la nutrición, estamos mucho más enamorados de una ilusión de aislamiento que de un hecho de interconexión. Este enfoque ha paralizado el progreso en muchas áreas de nuestra sociedad. Sin embargo, en mis décadas de experiencia, a menudo he escuchado expresiones de científicos bien intencionados de que este enfoque de especificidad y certeza relativa, incluso sin conexión, se define como lo mejor de la ciencia. A pesar de la interconexión observada en toda la naturaleza, los humanos solo nos preocupamos por nuestro negocio —y es un modelo de negocio rentable—, desconectando todo lo que sea natural.

La “nutrición” a la que nos adherimos, y la que es percibida por la ciencia contemporánea, es excelente para la acumulación de riqueza para unos pocos, no para la salud de muchos. En el ejemplo que se muestra aquí, la “nutrición” puede proporcionarles a los fabricantes de vapeo una herramienta de mercadeo maravillosa. Y si los efectos de esta “nutrición” no son lo que deseamos, no te preocupes: produciremos nuevos remedios para resolver cualquier efecto no deseado.

Lamentablemente, hemos olvidado algo: la idea de que la nutrición es una expresión de la Naturaleza. ¿Es posible que vayamos a la Señora Naturaleza para preguntarle cómo crea salud y riqueza para todos, simultáneamente? ¿Algo que nunca podemos duplicar por completo, no importa cuán tercamente lo intentemos?

Referencias

  1. Tibbles, W. The Protein Requirement; or, “Do We Eat Too Much Meat?”. British medical journal 2, 1349-1351 (1911).

Copyright 2020 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.