Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » Familia y Niños » ¿Vives en un hogar alimenticio “mixto”? Cuatro soluciones para hacerlo funcionar
CNS Logo

¿Vives en un hogar alimenticio “mixto”? Cuatro soluciones para hacerlo funcionar

¿Vives en un hogar alimenticio “mixto”? Cuatro soluciones para hacerlo funcionar

Ser un comensal de alimentos basados en plantas sin procesar es más fácil hoy de lo que era antes. Sin embargo, esta forma de comer sigue siendo tan extraña para la mayoría de los estadounidenses que, incluso hoy en día, puedes sentirte como si estuvieras en una isla, especialmente si eres el único en tu hogar que sigue esta alimentación. ¿Te suena familiar? En realidad, así es mi vida, ya que mi esposo aún no ha adoptado la alimentación basada en plantas sin procesar. De acuerdo, no tenemos hijos, lo que facilita las cosas, pero sigue siendo un desafío. Es aún más difícil si tienes hijos u otros miembros de la familia con restricciones alimenticias.

Si bien no tengo todas las respuestas, aquí hay cuatro soluciones que me han funcionado:

  1. Sé el chef: Siempre me ha gustado cocinar —es un tipo de meditación para mí— pero también me convertí en chef cuando nos casamos hace más de 20 años porque quería que nuestras comidas fueran lo más saludables posible. Ahora que soy una comensal basada en plantas, eso es aún más cierto. Como resultado, no permito carne ni la mayoría de los otros productos de origen animal en mi cocina, y solo sirvo comidas basadas en plantas, incluso cuando tengo invitados en la casa. Cocino cinco noches a la semana —generalmente salimos los fines de semana— y mi esposo nunca ha planteado reparos sobre estas comidas. De hecho, es todo lo contrario, ya que mejoró su colesterol y perdió peso, sin ningún otro cambio.

    Por supuesto, puede que no ame todas las comidas tanto como yo, ¡pero está agradecido de que no tenga que cocinar! Cuando mis sobrinas y mi sobrino me visitan, intento involucrarlos en el proceso de cocción, lo que puede ayudar a cultivar un mayor aprecio por la comida. Sé que otros comensales basados en plantas han descubierto que la misma estrategia funciona con sus hijos.

    Si los miembros de tu familia están decididos a cocinar alimentos que no sean basados en plantas en casa, no pelees con ellos. Lo más probable es que sea contraproducente. En cambio, trata de ser paciente y liderar con el ejemplo. ¡Puedes alentar su interés en una alimentación basada en plantas con los consejos 2 y 4 a continuación!

  2. Apela a sus perfiles de gusto y sabor: Esto puede ser obvio, pero cuanto más puedas crear platos con los ingredientes que le gustan a tu familia, mayores serán tus posibilidades de ganártelos. Por ejemplo, mi esposo odia los champiñones y tiene solo un pequeño nivel de tolerancia para el tofu, ambos productos básicos en mi alimentación diaria. Por su bien, generalmente no agrego estos ingredientes a ninguna de nuestras cenas, sino que los guardo para mis almuerzos. Construyo comidas en torno a los alimentos que él disfruta, y tampoco evito añadir nuevos ingredientes.
  3. Edúcalos: El cambio rara vez ocurre de la noche a la mañana. Ciertamente no fue así conmigo, y es por eso que tomarte el tiempo para educar a los miembros de tu familia sobre los beneficios de la alimentación basada en plantas sin procesar es clave. No prediques, pero prepárate para explicar cómo la alimentación afecta nuestra salud, nuestro ambiente y a los animales. Diferentes personas pueden ser más receptivas a diferentes enfoques. Pídele a tu familia que vea documentales como What the Health o Forks Over Knives contigo y luego, quizás, discute lo que viste. Mi esposo ha visto todos estos documentales conmigo, y cada uno lo ha ayudado a comprender más los beneficios de comer basado en plantas. Si es posible, llevar a los miembros de la familia a restaurantes basados ​​en plantas también puede ampliar sus horizontes culinarios.
  4. Trata de no juzgar: Esta es difícil, ya que sigo pensando que algún día mi esposo adoptará esta alimentación al 100 %. Después de todo, él ha visto los documentales, leído mis artículos, y me ha escuchado hablar en varios eventos, incluso cuando me he desahogado en privado acerca de cómo come el resto de mi familia (mi madre, mi padre y mi hermana). Sin embargo, tengo que recordarme a mí misma que cada uno está en su propio trayecto de vida. Cuando nos conocimos, yo era una comensal “limpia” pero no una comensal basada en plantas, y solo después de casarnos, adopté este estilo de vida. El cambio lleva tiempo, y no todos se mueven al mismo ritmo, por lo que respetar donde está ahora es la mejor solución. Me consuela el hecho de que hace años me hizo un compromiso Meatless Monday (lunes sin carne) para mi cumpleaños, y acordó honrar los lunes sin carne durante un año (el año antes de que fuera vegetariano por una semana). Eso fue hace varios años, y él continuó dándome este regalo, llegando incluso a eliminar la mayoría de la carne, especialmente la roja y la procesada, de su alimentación.

Si bien no es fácil vivir en una familia alimenticia “mixta”, se puede hacer. Deja que las cuatro estrategias que he sugerido sirvan como un trampolín para ayudarte a crear otras que se ajusten a las necesidades de tu familia.

Copyright 2019 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.