¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida? Consulta nuestra guía de alimentación basada en plantas sin procesar.¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida?
Temas » En Práctica » Aderezos sin aceite para ensaladas
CNS Logo
Oil-Free Salad Dressings

La gente a menudo dice que el queso fue lo más difícil de eliminar al adoptar una dieta basada en plantas sin procesar (WFPB), pero para mí, fue el aceite. Tenía que estar convencido de que podía hacer que la comida supiera bien sin aceite y, después de experimentar mucho, vi la luz. La pregunta entonces fue: “¿Cómo se reemplaza el aceite?” Afortunadamente, hay muchas opciones, y cada una tiene sus ventajas y desventajas.

Tengo varias recetas de aderezos para ensaladas con diferentes ingredientes dependiendo de la temporada y de mi estado de ánimo. La variedad hace que mi trayectoria de salud sea más fácil, y tener un aderezo a la mano me ayuda a comer más de los mejores alimentos de la naturaleza: las verduras. Estas son algunas de mis formas favoritas de reemplazar el aceite en casi todas las recetas tradicionales de aderezos para ensaladas.

  1. Agua y polvo de arrurruz. Esta técnica infalible ha existido durante mucho tiempo: combina 1 taza de agua con 1 cucharada de polvo de arrurruz en una cacerola pequeña a fuego medio y cocina hasta que se espese. El polvo de arrurruz tiene un sabor muy neutro, por lo que no afecta el sabor del aderezo, solo la consistencia. Solo asegúrate de dejarlo enfriar antes de agregarlo a tu aderezo para ensaladas.
  2. Tofu sedoso. He preparado muchos aderezos para ensaladas usando tofu sedoso Es naturalmente cremoso. Usa 1 taza de tofu por cada taza de aceite requerida en la receta. El mayor inconveniente de usar tofu sedoso es que su sabor puede afectar el sabor del aderezo, especialmente si tienes una receta de sabor suave.
  3. Puré de manzana sin azúcar. Este es mi último descubrimiento y mi sustituto favorito del aceite en un aderezo para ensaladas. Lo he usado como sustituto del aceite en la repostería durante años, pero hace poco empecé a usarlo para hacer aderezo para ensaladas. Funciona especialmente bien cuando lo procesas en una licuadora porque en el proceso se activa la pectina en la fruta, que a su vez actúa como espesante. Además, la compota de manzana apenas agrega sabor al aderezo, por lo que funciona bien en aderezos con un sabor suave. Si no tienes puré de manzana, también puedes usar una manzana pelada, sin el corazón y picada. Añádela a la licuadora con los ingredientes restantes y procesa hasta que quede suave.
  4. Semillas de linaza. Las semillas de linaza son excelentes emulsionantes, además tienen la ventaja de añadir omega-3 a tu dieta. Para agregarlas a tu aderezo, muele las semillas de linaza en un molino de especias antes de agregarlas al agua o a cualquier líquido que estés usando para hacer tu aderezo. Muele las semillas en el momento en que las necesites, ya que se echan a perder rápidamente cuando se almacenan molidas.
  5. Frutos secos o semillas. Las nueces y las semillas como, por ejemplo, las semillas de girasol, agregan una gran consistencia a los aderezos para ensaladas. La mayoría de las recetas sugieren remojarlos primero y usarlos crudos en tu aderezo para que agreguen un sabor mínimo, pero yo prefiero tostar las nueces y semillas, ya que al tostarlas, se acentúa su sabor. No obstante, compro mis nueces y semillas crudas por dos razones: 1) se mantienen frescas por más tiempo, y 2) me impide comerlas compulsivamente. Para usar nueces y semillas en tu receta, necesitarás ¼ de taza para la mayoría de las recetas que requieren 1 ½ tazas de líquido. Puedes ajustar la cantidad a tu gusto.
  6. Aguacate. El aguacate es un emulsionante popular en los aderezos para ensaladas, en parte porque agrega cremosidad y también porque, ¿a quién no le gusta el aguacate? Hay dos razones por las cuales no lo uso más a menudo: 1) es muy alto en grasa, y 2) nunca sé cuándo mi aguacate va a estar perfectamente maduro para usarlo en una receta (por supuesto, puedes congelarlos cuando estén maduros y descongelarlos en el refrigerador antes de usarlos, pero eso requiere planificación). Para usarlo en una receta, puedes sustituir la cantidad de aceite que se requiere con medio aguacate procesado en una licuadora o procesador de alimentos. Reemplaza la otra mitad del aceite con algún otro líquido como el agua.
  7. Tahini y mantequillas de nueces. Las mantequillas de nueces y semillas son excelentes en los aderezos para ensaladas sin aceite porque son emulsionantes naturales y hacen fácilmente que un aderezo se vuelva cremoso. Pero también agregan mucha grasa a un aderezo, así que úsalos con moderación. Afortunadamente, solo necesitas unas cucharadas de mantequilla de nueces o semillas para espesar un aderezo.
  8. Frijoles. Los frijoles son uno de mis espesantes favoritos para el aderezo de ensaladas, especialmente cuando quiero un aderezo cremoso. Me gustan los frijoles más suaves (blancos, cannellini, “Great Northern” o garbanzos) y generalmente reemplazo el aceite por frijoles 1 a 1.
  9. Hummus. Podría agregar hummus a la categoría de frijoles, pero es un aderezo para ensaladas popular y versátil por sí solo. Puedes agregarle especias de curry o hierbas frescas o secas. ¡Rico!

Aderezo de hierbas frescas y frijoles blanco

Del recetario próximamente disponible Table For One, de Del Sroufe

Me gusta este aderezo para verduras recién cocidas al vapor, tanto como para ensaladas verdes. Está lleno de sabor sin ser abrumador.

Aderezo cremoso de hierbas frescas

Hace aproximadamente 2 tazas

Lo que necesitarás

¼ taza de hojas frescas de espinaca
1 cebolleta, picada
1 cucharada de chalote picado
1 ½ tazas de frijoles blancos cocidos (o cualquier frijol blanco que tengas a mano)
¼ taza de berros, solo las hojas
¼ taza de perejil, solo las hojas
1 cucharada de estragón fresco
2 cucharadas de cebollino fresco
½ -1 taza de agua, según sea necesario

Procedimiento

  1. Pon a hervir 1 taza de agua en una cacerola pequeña. Agrega las espinacas, la cebolla verde y la chalota, y hierve durante 2 minutos.
  2. Coloca las verduras en un colador y luego vierte agua fría sobre ellas para detener su cocción. Sécalas ligeramente.
  3. Agrega las verduras a un procesador de alimentos junto con los ingredientes restantes y procesa hasta que quede suave y cremoso.
  4. Almacena en el refrigerador en un recipiente hermético durante un máximo de siete días.

Copyright 2022 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.