Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » En Práctica » Cuatro consejos macrobióticos para una limpieza primaveral
CNS Logo

Cuatro consejos macrobióticos para una limpieza primaveral

Cuatro consejos macrobióticos para una limpieza primaveral

Nunca en la historia moderna ha habido tanto interés por la alimentación y al mismo tiempo, tanta falta de confianza en la calidad básica de la comida. En mis cuatro décadas de enseñanza, he visto que la confusión masiva en torno a la alimentación y la nutrición se ha intensificado cada año. Cambia el hoy por un mañana mejor. Si deseas cambiar tu salud futura, necesitas cambiar tu salud actual a una que te dé vida a diario.

Cuando te levantes por la mañana, es importante “hidratar tus células” con agua. Perdemos aproximadamente media taza de agua cada noche cuando dormimos.

Mi trabajo se basa en enseñar los principios de Vivir con las estaciones: las cinco transformaciones de la energía como se conoce en la medicina tradicional china y la macrobiótica. La primavera se conoce como el Elemento de Madera y los órganos correspondientes son el hígado y la vesícula biliar. Los días más largos, el aumento de las temperaturas, los narcisos y los nuevos capullos en los árboles y arbustos son un indicio de que la primavera ha llegado. Es un momento de nuevo crecimiento y de ver crecer la energía de la naturaleza. La primavera es el momento ideal para limpiar, no solo los armarios, sino también tu cuerpo.

Cuatro consejos para la limpieza primaveral

  1. Haz ejercicio: Mitiga el estrés haciendo ejercicio regularmente y apartando tiempo para descansar y relajarte lo suficiente. Caminar al aire libre es una excelente manera de estimular tu metabolismo y ayudar a eliminar cualquier kilogramo de invierno que hayas acumulado alrededor de tu abdomen. Intenta enfocar tu práctica de yoga en estirar los meridianos del hígado y la vesícula biliar.
  2. Come: Consume una alimentación más ligera y limpia como los vegetales salteados en agua o caldo de vegetales sin aceite. Desintoxícate tomando té kombu / shiitake, sopa de rábano blanco seco y eliminando o limitando el consumo de alcohol y café. Trata de beber agua filtrada, kukicha o té verde sencha.
  3. Mastica: Masticar bien es de suma importancia. No puedo dejar ser enfática al respecto. Cuando la mayoría de los clientes que veo con problemas digestivos vuelven a aprender el “arte” de masticar, muchos de sus problemas desaparecen.
  4. Bebe: Cuando te levantas por la mañana, es importante “hidratar tus células” con agua. Perdemos aproximadamente media taza de agua cada noche cuando dormimos. Las células necesitan hidratarse cuando nos despertamos para comenzar un nuevo día. Les sugiero a todos mis estudiantes y clientes que adopten mi formato de beber dos vasos de agua antes del desayuno, el almuerzo y la cena. Recomiendo evitar beber mientras se come, ya que eso diluye las enzimas digestivas. Producimos menos ácido clorhídrico a medida que envejecemos, por lo que debemos darle apoyo a nuestro estómago al hidratarlo antes de comer, de lo contrario, el cuerpo extrae el agua de otras áreas. Cuando nacemos, somos como jugosas ciruelas y a medida que envejecemos podemos asemejarnos a una ciruela seca. Es importante nutrir los fluidos yin para retardar el proceso de envejecimiento. Es crucial recordar que el cerebro tiene un 80 % de agua, por lo que te sentirás más alerta cuando le des al cuerpo lo que necesita. Esta es una manera maravillosa de limpiar tu hígado, que es el principal órgano responsable del procesamiento de las toxinas que ingresan a su sistema. Tu hígado se cansa.

¿Qué eliminar de tu alimentación?

Evita los productos lácteos (leche, mantequilla, yogur, queso); toda la carne, incluyendo el pescado, los huevos; el azúcar (dulces, pasteles y pudines); el arroz blanco, el pan blanco y las comidas preparadas procesadas.

Si consumes comidas pesadas ​​y más alcohol de lo normal, tu hígado comenzará a sobrecargarse y puede experimentar: lentitud, hinchazón, gases, diarrea, indigestión, depresión, menstruación irregular, dolores de cabeza, ataques de ira, músculos tensos, ¡y más!

Alimentos sugeridos para la primavera

Frutas y vegetales de temporada, semillas de girasol, semillas de sésamo, sopas de vegetales, sopas verdes. Tu cuerpo amará los antioxidantes y la clorofila. Come arroz integral de grano entero, así como cereales de grano entero más ligeros como el bulgur y ensaladas de quinua con un montón de vegetales de primavera y hierbas frescas. Prueba la sopa de miso o el delicioso desayuno de granola, hecho en casa, con leche vegetal. La sopa de lentejas verdes con un emparedado de tempeh hecho con pan de grano entero es un plato perfecto para la primavera.

El extracto de cebada (o extracto de pasto de trigo) es el complemento perfecto para tu alimentación primaveral. Esta suministra enzimas que contribuyen a la absorción de tus alimentos.

Consume alimentos que estén lo más cerca posible de su estado natural (sin procesar). Comienza a germinar tus semillas, frijoles mungo, lentejas, alfalfa, brócoli y garbanzos. Este es el momento para germinar semillas en abundancia, especialmente frijol mungo, que ayuda a limpiar el hígado. Prueba vegetales marinos como hijiki o arame o usa algas kombu como base para condimentar las sopas. Puedes seguir la guía estacional en mi libro Macrobiotics for all Season (Macrobióticos para todas las temporadas, en español).

Un paso hacia la primavera con la sopa de frijol mungo de Marlene

Esta sopa de desintoxicación de frijol mungo es una excelente manera de darle un descanso a tu hígado y recuperar el rumbo. No toma mucho tiempo cocinar frijoles mungos. Se preparan en unos 30 – 45 minutos. Esta sopa espesa y sustanciosa rinde cerca de 3 – 4 porciones.

Ingredientes

1 taza de frijoles mungo
1 cebolla pelada y cortada en cubos
1 zanahoria pelada, cortada a lo largo y luego rebanada en formas de media luna
2 cucharadas de pasta de tomate orgánica
1 cucharadita de comino
Sal marina, pimienta molida y pimienta roja en hojuelas al gusto (todo opcional)

Preparación

  1. Lava los frijoles y ponlos en una cacerola. Cúbrelos con agua, déjalos hervir y cocínalos a fuego lento hasta que estén cocidos.
  2. Mientras tanto, saltea las cebollas en un poco de agua durante unos cinco minutos y luego agrega las zanahorias, deja que las zanahorias se cocinen durante 10 minutos a fuego lento.
  3. Agrega la pasta de tomate, las especias, las verduras y mezcla. Pasa la mezcla a la cacerola con los frijoles cocidos; añade suficiente agua como para cubrirlos.
  4. Pon a fuego lento durante cinco minutos y sirve.

Sobre los frijoles mungos

Los frijoles mungos son originarios de la India, pero hace mucho tiempo se convirtieron en parte de la cocina y la medicina china; Este es un alimento de limpieza que encaja en las tradiciones de la medicina china. Los frijoles mungo son refrescantes, dulces, beneficiosos para el hígado y la vesícula biliar, y nutren el yin (los fluidos del cuerpo). Por lo general, los frijoles mungo se usan en el verano para enfriar las condiciones de calor y mantener el cuerpo regulado, pero también se pueden usar para enfriar las condiciones de calor o la toxicidad relacionada con el hígado durante otras épocas del año.

Té primaveral tónico: Bebida de rábano blanco, shiitake y kombu

Este es un maravilloso tónico primaveral.

Ingredientes

1 champiñón shiitake seco
½ taza de rábano blanco seco
1 tira de una pulgada (2 cm) de algas kombu
3 tazas de agua

Preparación

  1. Coloca el shiitake, el rábano blanco seco y el kombu en una olla pequeña y luego cúbrelos con agua. Déjalos en remojo durante unos 30 minutos.
  2. Rebana el champiñón, agrega el agua, cubre todo y déjalo hervir a fuego medio.
  3. Reduce la llama y cocina a fuego lento durante unos 15 – 20 minutos.
  4. Retira y desecha los ingredientes.
  5. Bebe el té mientras esté caliente.

Consejo: también puedes agregar media taza de vegetales de hojas verde, como el kale, el repollo o los berros. Agrega las hojas verdes picadas al final y cocina todo a fuego lento durante dos o tres minutos más.

Copyright 2019 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.