Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » Estado Físico y Atletismo » Entrevista con Colin Greening, jugador de hockey profesional y graduado de Cornell
CNS Logo

Entrevista con Colin Greening, jugador de hockey profesional y graduado de Cornell

Entrevista con Colin Greening, jugador de hockey profesional y graduado de Cornell

Colin Greening, un atleta y académico extraordinario, se graduó de la Universidad de Cornell en 2010. Desde entonces, ha jugado para la NHL (National Hockey League, Liga Nacional de Hockey, en español) y la AHL (American Hockey League, Liga Estadounidense de Hockey, en español). En una entrevista telefónica reciente desde Toronto con la doctora Anne Ledbetter, Directora de Educación del Centro de Estudios en Nutrición, compartió sus percepciones personales sobre asumir la responsabilidad por la salud propia a largo plazo.

Dra. Anne Ledbetter: Como académico y atleta destacado en la Universidad de Cornell, ¿cuál fue tu receta para equilibrar lo estudiantil y el atletismo?

Colin Greening: Creo que en realidad estaba enfocando en ambos. Ambos fueron un alivio para mí. Cuando tenía dificultades con el hockey o cuando era muy exigente, podía meterme en mi trabajo escolar y viceversa. Cuando tenía problemas con la escuela, podía entregarme al hockey. Siempre pensé que era un equilibrio realmente bueno para mí y eso me permitió aclarar mi mente. Durante el día me aseguraba de hacer mi trabajo de la universidad pero luego, de las tres a las siete, cuando tenía que estar en el gimnasio o cuando patinaba, me concentraba totalmente en eso. Creo que eso casi que te da una nueva perspectiva cuando vuelves al trabajo académico después de eso. Esa fue una buena receta para el éxito.

AL: ¿Cómo es una semana típica como jugador de hockey profesional?

CG: Usas la palabra “típico”. Desafortunadamente, cuando se trata de deportes profesionales, y en particular de hockey profesional, en realidad no hay un “típico”. Pero si puedo intentarlo y encontrar algo, te diría que típicamente jugarías de tres a cuatro encuentros a la semana. A veces puedes jugar la mayoría de ellos por fuera de tu ciudad, a veces puedes jugar más en casa. Donde estoy ahora, en Toronto, tenemos un horario de viaje bastante duro. Cuando jugué en Binghamton durante el año pasado en la NHL, muchos de nuestros juegos eran juegos fuera de casa. Desde el punto de vista mensual, yo diría que practicas casi todos los días. Tienes unos tres o cuatro días libres, en los que no necesariamente tienes que ir a la pista, pero muchas veces, la gente sigue practicando para trabajar en cosas extras. Puede ser fisioterapia, disparar algunos discos o mirar videos. No tienes mucho tiempo libre en el horario. Usualmente, una vez que te presentas al campamento en septiembre, es más que todo, “vamos, vamos, vamos”, hasta que la temporada termine; he tenido la suerte de jugar en junio. A veces, ha sido desafortunado que termine hacia principios de abril. Como dije, es difícil encontrar una semana típica, porque mucho en el hockey profesional es “actuar de acuerdo con la intuición y con los recursos que te da la vida”.

AL: ¿Cómo es un día para un jugador profesional de hockey?

CG: Repasaré por un día típico de juego. Me levanto, probablemente, alrededor de las 7:30 a.m. o 8:00 a.m. O bien, como el desayuno en casa, o servirán el desayuno en la pista de hielo para nosotros, que somos muy afortunados. Probablemente, llegue alrededor de las nueve en punto y, o bien como el desayuno, pero si no, entro y me preparo para el juego. Esa es la rutina personal. Por las mañanas, me gusta estirarme. Si tengo algunos dolores y molestias, haré que el entrenador me examine. Por lo general, estoy en el hielo a eso de las 10:00 a.m. o a las 10:30 a.m. para el patinaje de la mañana. Estás ahí por 20 o 30 minutos, para que tu sangre fluya. A algunas personas les gusta patinar por la mañana, a otras no les gusta. Soy diferente. Realmente no necesito patinar en la mañana, pero si es bueno para agudizar mi mente, ciertamente lo haré.

Una vez que he terminado, alrededor de las 11:00 a.m. u 11:30 a.m., salgo del hielo. Algunas veces en Toronto nos proporcionan una comida antes del partido. Almorzamos allí, que se trata de pedir lo que queramos, generalmente a eso de las 12:00 p.m., 12:30 p.m. o 1:00 p.m. Luego, regreso a casa, donde tomo una siesta de aproximadamente una hora y media o dos horas, dependiendo de lo cansado que esté. Por lo general, me levanto alrededor de las 3:00 p.m. o 3:30 p.m. y luego consumo otro refrigerio, como fruta o nueces o algo así. Me ducho, me pongo el traje y me voy a la pista. Normalmente llego a la pista de hielo, para un juego de 7:00 p.m., alrededor de las 4:30 p.m. Entonces, una vez llego a la pista, es lo mismo.

Hago mi rutina. Voy revisando mis palos, mi video, reviso los jugadores del otro equipo, sus sistemas, sus tendencias, estoy calentando. Luego, a las 7:00 p.m., el disco cae y básicamente estoy allí hasta las 9:30 p.m. o 9:45 p.m., cuando termina el juego. Luego, después de eso, enfrío o hablo con los medios o algo hago. Siempre hay algo por hacer. Mañana por la noche, probablemente llegue a casa alrededor de las 10:30 p.m. y consuma un refrigerio rápido. Luego me levanto a la mañana siguiente y me dirijo a la práctica.

AL: Suena exigente.

CG: Lo es y no lo es. Es como todo. Tengo muchos amigos que están en finanzas en Nueva York o en Toronto. De hecho, estuve con un amigo anoche y me dijo que, para sus horas en finanzas, tenía que estar allí a las siete de la mañana y entonces, la mayoría de los días trabaja hasta las ocho de la noche. Pensé en ello. Al menos voy a casa durante el día. Eso, para mí, eso suena agotador. El pasto no siempre es más verde en el otro lado.

AL: ¿Tienes algún consejo para comer saludablemente mientras viajas?

CG: Lo más importante que he encontrado es hallar buenos lugares para preparar jugos y batidos que tengan frutas y vegetales orgánicos. Siempre los busco en las ciudades a las que viajo. A veces los tienen, otras veces no. Cuando no lo hacen, creo que debes concentrarte en llevar tus propias frutas y vegetales. Yo llevo muchas manzanas, naranjas, sandía, melón o cosas así, que pueden ayudarme. Sin embargo, eso solo me ayuda por un día o dos. Si vas a viajar por una semana, creo que realmente necesitas buscar restaurantes que en verdad sean saludables. Consumo muchos marañones y nueces del nogal. Llevo una gran cantidad de linaza en polvo, cosas que pueden agregar valor nutricional cuando, a veces, estás limitado en lo que puedes consumir.

Pero en mi caso, consumo muchas manzanas, muchos arándanos, cosas que tienen mucho color y que son muy fáciles de llevar. Es un poco más difícil cuando cruzas la frontera, porque a veces no lo permiten. Pero yo diría que, definitivamente, encontrar lugares de batidos, jugos y llevar tus propias frutas y vegetales, es lo realmente importante para mí. Todos somos humanos y todos somos criaturas de hábito. Cuando tenemos hambre y necesitamos energía, lo primero que busca nuestro cerebro es algo que sea una solución rápida, como el azúcar. Muchas veces no es azúcar del bueno, el que obtendrías en una naranja. Consumir esos refrigerios y tener esas opciones es bueno, no solo para la nutrición, sino para que no estés ingiriendo alimentos que puedan causar inflamación en tu cuerpo.

AL: Genial. ¿Qué hábitos y prácticas has encontrado, que afectan positivamente tu rendimiento deportivo profesional?

CG: Mucho de lo que he aprendido, probablemente haya sido en los últimos cuatro o cinco años. En realidad, fue desde el momento en que tomé la clase del Dr. Campbell y habló sobre la nutrición desde una perspectiva holística (wholistic, en inglés), en lugar de señalar cada una de las vitaminas y minerales. Estuve de acuerdo con eso, hasta cierto punto. Creo que debes enfocarte claramente en eso. Hay algunas personas que son deficientes en vitamina D y hay personas que son deficientes en magnesio y todo eso, pero creo que cuando te enfocas en eso como la cura, eso es como poner una venda en la herida. Realmente no estás llegando a la raíz de eso. Creo que necesitas ver tu nutrición y tu plan de nutrición desde una perspectiva integral.

De hecho, es interesante, porque hoy uno de mis entrenadores me preguntó: “¿Qué alimentos antiinflamatorios comes, qué pasa con la cúrcuma? Escuché que la cúrcuma es realmente buena como antiinflamatorio”. Dije que podría ponerla en mi comida, pero no confío en la cúrcuma como mi antiinflamatorio. Confío en mi nutrición como un todo. Los hábitos que he creado, eso es un proceso diario. Lo que tengo que hacer es colocar alimentos en mi cuerpo que me permitan recuperarme más rápido que si hubiera comido algo con proteína de caseína, por ejemplo. Si acabaste tu día y es un trajín diario, vuelves a casa después de un juego y tu cuerpo está muy susceptible en ese punto, porque ha sido golpeado y está cansado. Lo que colocas en tu cuerpo provocará una gran reacción con tu cuerpo y afectará tu recuperación al día siguiente.

Si estoy comiendo queso y bebiendo leche, para mí, eso provocará una enorme, enorme, reacción de inflamación. Para mí, los hábitos que he creado son todos antiinflamatorios. La comida que pongo después de un juego, antes de un juego, en un día libre, tiene como fin crear una situación optimizada, para que entonces mi cuerpo se recupere lo más rápido posible.

AL: ¡Cuánta ventaja tienes!

CG: Esta es una pasión mía. Para otras personas es como corazón que no ve, corazón que no siente o no les importa. Pero a mí me importa. Noto estas cosas. Para mí, fue una lesión importante que tuve, pero fue una bendición disfrazada. Creo que fue en mi cuarto año en el hockey profesional. Hasta ese momento, realmente no había perdido un juego debido a una lesión. Pensé que estaba comiendo los alimentos adecuados y, de repente, ese año empecé a sentirme un poco más cansado. En un juego, mi rodilla simplemente explotó. Simplemente estalló de inflamación y no pude jugar. Perdí seis juegos y no pude entenderlo, porque todos seguían preguntando: ¿te golpeaste? ¿Alguien te atacó? Algo sucedió ahí porque hubo trauma. No se me ocurría nada. Solo por casualidad, estaba trabajando con un centro de recursos para el cáncer. Había una nutricionista que trataba pacientes con cáncer. Estaba hablando con ella un poco sobre lo que estaba pasando. Me dijo: “¿Por qué no vienes a hablar conmigo? Ven a mi clínica y podemos conversar un poco más sobre eso”.

Me hizo un pequeño análisis de sangre y regresó. Me dijo: “Tú tienes muchos marcadores de inflamación alta en algunas de las comidas que estás consumiendo”. En ese punto, realmente no entendí a qué se refería. Básicamente, dijo: “Cuando comes estos alimentos, no te permiten recuperarte muy rápido. Eso puede causar problemas en tu cuerpo”. Ella dijo: “Creo que eso fue probablemente lo que sucedió, tu cuerpo estaba bajo mucho estrés y trauma por la temporada de hockey. No le estabas dando los alimentos adecuados para reducir eso, básicamente”. Me dijo: “Volvió y te atrapó”. Desde entonces, ¡haber aprendido sobre esto realmente ha encendido un fuego debajo de mí!

AL: Desde entonces, ¿tu rodilla se ha inflamado como esa vez, sin ninguna razón en particular?

CG: No. ¡Nunca!

AL: ¿Podrías hablarnos acerca de las conclusiones importantes del Certificado de Nutrición Basada en Plantas del Centro de Estudios en Nutrición de T. Colin Campbell?

CG: Los efectos que los productos lácteos pueden tener en tu cuerpo y, especialmente, por la forma en que son procesados en esta época; están homogeneizados y se calientan y hay tantas cosas que se les hacen. ¿Cómo se supone que debas absorber eso? ¿Cómo puede el revestimiento de tu estómago absorber algo que acaba de ser tan manipulado, pero que se supone debe traerte alguna especie de beneficio? Aprendí mucho sobre la proteína de la caseína y los productos lácteos con su clase, los efectos de la misma y lo que puede hacer con las tasas de cáncer. Realmente me abrió los ojos.

Cuando hablan de los alimentos que comen, muchas personas dicen: “Eso no me afecta. Me siento bien. Me siento genial”. Luego, cinco años más tarde, algo sucede, y simplemente tienen algún tipo de enfermedad o algo sale mal.

Eso me toca una fibra personal, porque uno de mis mejores amigos falleció por cuenta del cáncer. Murió cuando tenía 25 años. Él era muy saludable. De hecho, estaba estudiando para ser doctor. Realmente él nunca tuvo ningún problema a medida que crecía. Entonces, de repente, tuvo este tumor, muy cruel y agresivo. Pasó, básicamente, de ser diagnosticado en septiembre a fallecer aproximadamente siete u ocho meses después. Cuando el Dr. Campbell hablaba sobre las etapas del cáncer en clase, realmente tuvo eco en mí, es posible que no necesariamente te afecte ahora, pero está creciendo dentro de ti. No le des ninguna oportunidad de crecer, a ningún tipo de cáncer o cualquier tipo de enfermedad que te afecte negativamente.

AL: Si pudieras compartir un mensaje con otros atletas, ¿cuál sería?

CG: Independientemente del tipo de atleta que seas, debes conocer tu cuerpo. Un atleta me dijo una vez: “Mi cuerpo es una corporación y yo soy el CEO. Yo decido qué entra y qué le sucede”. Creo que mucha gente necesita hacer esto, a su manera. Necesitan tomar esa mentalidad, en la que realmente necesitan saber qué afecta a su cuerpo. Si quieres ser un atleta profesional y quieres serlo a largo plazo, y quieres hacer una carrera profesional, no solo estoy hablando de jugar dos o tres años, realmente tienes que entender tu cuerpo y qué lo afecta. Lo primero que afecta a tu cuerpo es la comida que pones en él.

Copyright 2019 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.