Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » Familia y Niños » Millennials y una alimentación basada en plantas. Mejores alimentos, mejores elecciones
CNS Logo

Millennials y una alimentación basada en plantas. Mejores alimentos, mejores elecciones

La cultura de los alimentos está cambiando y los millennials tienen que ver mucho. ¿Has notado lo individualistas que son, lo completamente despreocupados y audaces respecto a separarse de lo viejo y recrear la vida como les gustaría verla? Ellos son disruptores, sí, pero pueden ser mejor descritos como “evolucionadores”. Los millennials no están interesados en hacer las cosas en la forma en que sus padres las hicieron, en aras de mantener la tradición; ellos están formulando preguntas y mirando tras bambalinas y, cuando no ven sentido en algo, se inventan cómo hacerlo mejor.

Resulta entonces que comer carne, lácteos y huevos no tiene mucho sentido para muchos de ellos.

Numerosos millennials han estado conectados a la red desde cuando a duras penas podían hablar, y han tenido la libertad de buscar y ver por sí mismos qué es lo que sucede en las tales llamadas “granjas” y mataderos; ellos han sido testigos del horripilante proceso de convertir animales en comida. Esta generación ha observado con preocupación a sus papás y abuelos luchar con diagnósticos de diabetes, enfermedad cardiaca y cáncer. También han visto los documentales que hablan del caos ambiental causado por la agricultura animal y se preguntan por qué las cosas no se han manejado de manera significativa.

Una cosa es clara acerca de los millennials, como lo puedes recordar al leer acerca de ellos en uno de los muchos artículos que circulan en línea: ellos quieren tener una vida significativa. Quieren hacer la diferencia. Ha quedado claro para ellos que una de las principales formas en que pueden hacer una diferencia en su esfera inmediata —y de igual manera en una visión más amplia— es decir “no” a las comidas de origen animal. Debería también añadir que los más jóvenes han notado que sus pieles se limpian cuando se mantienen alejados de los lácteos y se preocupan por mantenerse delgados, lo cual implica disminuir la grasa animal. ¡Ellos claramente tienen motivos personales!

Bien sea por motivos ambientales, éticos o de salud, la generación más joven está acogiendo las alternativas de la carne y una forma de alimentación más centrada en plantas, con casi la mitad (48 por ciento) de jóvenes, de 16 a 19 años y 40 por ciento de jóvenes de 16 a 24 años que están de acuerdo con que una alimentación con menos carne es mejor para todos.[1] ¡Este es un cambio profundo que se aleja del sentimiento “la carne es buena para ti, la leche es buena para ti” sostenida por sus antecesores!

Esta es una tendencia que continúa creciendo de una forma más arraigada y está conduciendo a un cambio sustancial en la forma en que los norteamericanos piensan acerca de la comida. Aunque muchos millennials se llaman a sí mismos veganos o vegetarianos, muchos más se sienten cómodos siendo “casi veganos”, lo que significa que consumen muy pocos productos de origen animal, con la intención de excluirlos y cambiarlos por opciones mejores, basadas en plantas en la medida de lo posible. Ellos han trasladado la carne, los lácteos y los huevos de la posición central del plato a las orillas, tal vez como una “trampa” ocasional o para un añadir un poco de sabor.

Mientras que más restaurantes de moda como Crossroads Kitchen o Little Pine en Los Ángeles son abiertos en ciudades por todas partes, más fácil es que la generación más joven coma de acuerdo con sus valores y principios. Cuando los dueños de restaurantes principales más importantes se den cuenta del “voto de veto” (si hay siquiera un vegano en el grupo de ocho que salen a comer, el grupo escogerá un restaurante que tenga unas algunas opciones sustanciosas, basadas en plantas, junto a su menú regular, para que todos estén contentos), más platos veganos mostrarán mayor rentabilidad, y los menús continuarán evolucionando para ajustarse al mercado emergente. Entre más opciones proteicas como Impossible Foods, Beyond Meat, Kite Hill y Gardein estén ampliamente disponibles en las tiendas de mercado, el resultado será que disminuya la posibilidad de hacer esas “trampas” con la carne.

¿Ves la imagen ampliada? Hay un ímpetu acerca de que “las plantas son mejores —más buenas y más sostenibles— que la carne” y los millennials están promocionando esta tendencia fuertemente. No mediante absolutismo o dogma, sino alejándose continuamente de los discursos de venta de la industria de comidas, en la cual ellos ya no confían.

Ellos se dan cuenta de que votan con sus dólares y, cada vez más, están colocando su dinero donde están sus corazones.

Dale una mirada a los deslumbrantes números recientemente citados en un artículo del New York Times: Uno por ciento de las personas nacidas entre 1946 y 1965 consideraban ser vegetarianos, lo cual avanzó a cuatro por ciento en las personas de la generación X quienes dijeron “no” a la carne, y más allá hacia un avance más grande con aproximadamente 12 por ciento de los millennials que aseguran que son totalmente vegetarianos[2]

Pero recuerda, este no es el final de la historia; no es tan blanco y negro como declararse ser “carnívoro” o “vegetariano”. Los millennials no tienen etiquetas; ellos ven qué tanto problema puede causar ser una cosa o la otra, y qué tan limitante puede ser. Ellos están más propensos a ser adaptables y curiosos, más experimentales y fluidos. Los mismo sucede con sus preferencias alimenticias: prefieren no encajarse a sí mismos en una etiqueta de alimentación particular, por lo menos mientras encuentran su destino. Ellos prefieren confiar en sus propias corazonadas y experiencia, por encima de lo que está dictado por sus padres, gobiernos o grandes corporaciones.

Así que podemos agradecer a esta generación más joven por despertarnos como cultura y por evolucionar en el plato de comida. Ellos no interrumpen y terminan las tradiciones alimentarias del pasado, sino más bien las modifican las hacen mejores —para sí mismos, y para los animales y para el medio ambiente—.

Referencias

  1. http://platefortheplanet.com/articles/view/5
  2. http://www.nytimes.com/2014/08/17/fashion/the-millennials-are-generation-nice.html?_r=1

Copyright 2019 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.