Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » Familia y Niños » Siete consejos de la mamá chef y el papá nutricionista para tener una familia que consuma una alimentación basada en plantas
CNS Logo

Siete consejos de la mamá chef y el papá nutricionista para tener una familia que consuma una alimentación basada en plantas

Lewis Freedman y Priscilla Timberlake Freedman tienen mucho que enseñarnos respecto a hacer las paces con la comida, nuestras cocinas y nuestras comunidades. Priscilla y Lewis han sido maestros de cocina y chefs de alimentación macrobiótica basada en plantas durante mucho tiempo. Lewis también es un nutricionista registrado. Él enseña yoga en la Universidad de Cornell y es instructor del Certificado de Nutrición Basada en Plantas. Priscilla es instructora de conciencia plena y meditación de Cornell. La pareja ha escrito The Great Life Cookbook y han criado cuatro niños vegetarianos/veganos. Los niños de Lewis lo llaman “el nutricionista radical”. Nos sentamos a hablar de consejos para mantener una alimentación saludable a largo plazo, volverse flexible con los alimentos y descubrir qué es más importante que preocuparse por las pequeñeces.

¿Cuáles fueron tus preocupaciones acerca de criar niños vegetarianos /veganos?

Priscilla: No tuvimos ninguna preocupación (risas). Simplemente no queríamos que nadie se interpusiera en nuestro camino. Éramos un poco testarudos sobre nuestras creencias.

Lewis: Realmente la única preocupación que teníamos era respecto a la vitamina B12. Todo lo que hicimos fue pedirles a nuestros hijos que consumieran B12 (suplementos) de vez en cuando y eso fue todo. Hicimos una prueba de B12 en nuestros hijos, y eso es algo importante que deben hacer los padres que estén preocupados. Siempre tenemos levadura nutricional en nuestra casa.

Priscilla: Si estás preocupado, actúa. Ese es nuestro lema. Fuimos a ver a un médico cuando mi hijo mayor tenía siete años y había estado enfermo durante casi un mes. El homeópata/médico dijo: “Tienes que comer carne”. Mi hijo y yo fuimos a un restaurante y pedimos pescado, lo miró y dijo: “No me voy a comer esto”. No es que seamos de mente cerrada. Yo respetaba al médico, y consideramos su recomendación. Si nos llega información, escuchamos. Mi hijo eligió no comer pescado. Eso fue hace 26 años. No hemos considerado comer pescado de nuevo.

Cuando nuestros hijos eran más pequeños me asustaba de vez en cuando y agregaba huevos a algo que comiéramos. Entonces pasaban seis meses y consumíamos huevos de nuevo. Desde que conocimos al Dr. Campbell, hace 20 años y nos enteramos de El Estudio de China y del respaldo científico para una alimentación vegana sin procesar, ¡mi confianza y fe en la alimentación basada en plantas se consolidó!

Lewis: Hacemos nuestro mejor esfuerzo cuando comemos fuera de nuestra casa, pero, de nuevo, tratamos de no ser demasiado rígidos. En los restaurantes yo ordeno algo vegano. Sin embargo, cuando visito amigos o familiares puede ser un poco más difícil. No queremos nada con ningún tipo de carne, pero si hay un poco de algo más en la comida no le damos mucha importancia.

Priscilla: En los primeros días de la crianza, enviaba comida vegana a las fiestas a las que mis hijos asistían. Descubrí que les molestaba no tener la opción de comer lo que se les ofrecía. Ser rígido tuvo una reacción adversa. Los niños no quieren ser los únicos que hacen algo. Si tienes una comunidad de personas que comen como tú lo haces, no hay problema. Sin embargo, cuando colocas a tus hijos en un ambiente donde son los únicos que comen pizza vegana, puede ser difícil para ellos. En algún momento, lo dejé pasar y acepté que fuera de la casa ellos podrían optar por consumir algunos productos lácteos. Haces lo mejor que puedes. Al principio no me fue muy bien con este tema. Yo solía ser militante y eso alejaba a la gente. Me di cuenta de que mi religión no es la alimentación, es la gente. Es el amor. Es fácil olvidar dónde se había estado antes de convertirse en un consumidor basado en plantas.

Nuestra hija menor hace lo que quiere, y la educamos en sus decisiones. En nuestra casa somos consumidores basados ​​en plantas. Si ella sale con amigos, y paga por su comida, es su problema. Si quiere pizza, puede comprarla con su propio dinero.

Lewis: Sí. Nuestros hijos mayores compran su propio alcohol y los niños pequeños compran sus propios productos lácteos (risas).

Priscilla: Los padres hacen lo que quieren hacer y en algún momento dan libertad a sus hijos. Digo eso, pero no sé qué haría si nuestros hijos quisieran comer carne. De alguna manera, eso todavía no ha ocurrido.

Tienen tanta gracia y sabiduría respecto a todo esto. ¿Darían algún consejo para las personas que están considerando la transición a una alimentación basada en plantas sin procesar?

Priscilla: Claro. Pensé en eso de antemano. Aquí hay una lista.

Siete consejos provechosos para hacer que tu alimentación basada en plantas sin procesar dure para siempre:

  1. Sustituye. Si tienes alimentos con los que estás conectado emocionalmente, encuentra un sustituto. Para mí, la salsa tahini era maravillosa para reemplazar los productos lácteos. Yo uso tahini para agregar exquisitez a cereales calientes, sopas y salsas cremosas en lugar de usar mantequilla, yogur o queso.
  2. Sé parte de una comunidad. Cocina para y con los demás, especialmente las personas de ideas afines que te puedan apoyar.
  3. Edúcate. La educación es poder. Conoce de lo que estás hablando. Comparte esa educación con otros.
  4. No te apegues a la validación. No todo el mundo va a estar de acuerdo contigo. De hecho, algunas personas pensarán que estás cometiendo un gran error.
  5. No seas arrogante. El fundamentalismo predicador apaga a la gente. Lo he hecho en el pasado, así que lo sé por experiencia. Sé suave al respecto.
  6. Sé agradecido de que sabes esto y tienes la educación. Muchas personas ni siquiera saben al respecto.
  7. Prepárate. Lleva refrigerio contigo. Piensa con anticipación sobre lo que vas a cocinar cuando llegues a casa. Piensa acerca de ello en la tienda y así tendrás ciertos ingredientes en casa.

Lewis: Este último punto es cuando me atrapan comiendo mal —cuando no estoy preparado—. Esa clase de reflexión es la clave. Traigo refrigerio conmigo. Hoy tengo una nectarina. Generalmente traigo fruta fresca, frutos secos, sobras, arroz. Puedo comer cualquier alimento basado en plantas sin procesar a cualquier hora del día (arroz para el desayuno, etc.).

¿Recuerdas una comida que cocinaste que no fue bien recibida? ¿Cómo superaste eso?

Priscilla: Tendemos a hacer una variedad de platos sencillos para la cena, por lo que muchas veces a nuestros hijos no les gustaba un plato por alguna razón y solo comían de los otros. No era tan notable.

Lewis: Conoce a tu audiencia. Al cocinar para niños y personas que no están acostumbradas a comer alimentos basados en plantas, no mezclamos muchos ingredientes. Para comidas diarias, preparamos platos sencillos como calabaza o simplemente arroz. Ha habido muchas veces en que los niños van al armario y toman un poco de vinagre, sal o salsa caliente para agregar a la comida. Eso está bien.

Priscilla: Aprendimos a no darle mucha importancia a todo. Si catalogas a tu hijo con que algo no le gusta, lo asumirá como parte de su identidad. Hemos visto a los padres decir: “Mi hijo no come esto…”. Por supuesto que no lo come. Toda la nación sabe que no come, así que tiene que estar a la altura de eso. Creo que al principio nos dimos cuenta de que podríamos ser suaves también sobre eso. Si no lo comen ahora, podrán comerlo en un par de meses o años. Creo que eso ayudó. No le dimos mayor importancia. Incluso nuestra hija de 16 años, hay cosas que ella no come que nosotros le seguimos presentando, y llega un día en que las consume. Incluso el hijiki (algas marinas). Se lo di y le dije que era bueno para su cabello y se lo comió. Ella ni siquiera se acercaba a ese alimento antes. Tengo muchas cosas que a la gente le gustan. Hay arroz integral, todo tipo de verduras y frutas, nueces, semillas, ¡todo tipo de cosas buenas por ahí!

Lewis: Y cuando la gente come en nuestra casa y no está acostumbrada a la alimentación basada en plantas, su plato a veces volverá al fregadero con todo en él. No lo tomamos personalmente. Simplemente no están acostumbrados. Es diferente, y aceptamos eso. Como dijo Priscilla: “nuestra religión no es la comida, es la gente. Es el amor”.

Lewis & Priscilla FreedmanPriscilla Timberlake Freedman y Lewis Freedman son los autores de The Great Life Cookbook: Whole Food, Vegan, Gluten-Free Meals for Large Gatherings. Como madre de cuatro hijos, Priscilla se encontraba en la cocina con frecuencia. Al crear cenas comunitarias semanales en su casa, cocinar para una multitud se convirtió en una alegría. Priscilla enseña clases de cocina en su mercado cooperativo local, y es instructora de bienestar en la Universidad de Cornell. Además de ser padre y dietista registrado, Lewis también enseña yoga y manejo del estrés en la Universidad de Cornell. Como instructor para el Centro de Estudios en Nutrición de T. Colin Campbell y graduado del Certificado de Nutrición Basada en Plantas de eCornell, Lewis está involucrado directamente con el creciente movimiento global de cambio hacia la adopción de una alimentación basada en plantas sin procesar.

Copyright 2019 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.