Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas.
Temas » En Práctica » Cómo cocinar con tofu
CNS Logo

Cómo cocinar con tofu

Cómo cocinar con tofu

A menudo, las personas me han dicho que quieren que les guste el tofu, pero simplemente no saben qué hacer con él. Contrario a la creencia popular, el tofu no da miedo. De hecho, es muy fácil de cocinar y se puede convertir en casi cualquier cosa, incluyendo una amplia variedad de opciones de desayuno, almuerzo, cena, postre, bocadillos y condimentos. Esta guía de cocina con tofu debería hacerlo menos intimidante.

¿Qué es exactamente el tofu, de todos modos?

El tofu es un alimento asiático a base de semillas de soya. La producción implica primero remojar la soya en agua para crear leche de soya. Luego, la leche se cuaja con una sustancia como el sulfato de calcio o el jugo de limón. De ahí, las cuajadas se separan del suero lácteo y, por lo general, se empaquetan en bloques. Se vende en una variedad de opciones, desde suave hasta extrafirme, y difieren principalmente en la cantidad de agua retenida.

Hay dos tipos principales de tofu: suave (silken en inglés) y regular. El tofu suave a menudo se llama tofu al estilo japonés, así como blando o de seda. Tiene una textura más delicada y se deshará si no se maneja con cuidado.

El tofu suave a veces se empaqueta en cajas asépticas y de almacenamiento estable, que no requieren refrigeración. Es genial tenerlo a mano, ya que no hay ningún requisito para usarlo rápidamente. También está empacado en muy poca agua y no necesita ser escurrido o prensado para hacer muchas recetas, a diferencia del tofu regular.

Tanto el tofu suave como el tofu regular se pueden encontrar en consistencias blandas, medio, firmes y extrafirmes. Están hechos con los mismos ingredientes, pero se procesan de manera ligeramente diferente y con diferentes cantidades de agua.

Tofu suave (silken en inglés o al estilo japonés) para usar en cremas y salsas

El suave es el tipo de tofu más cremoso, y está etiquetado con diferentes consistencias: blanda, medio, firme y extrafirme, según la cantidad de proteína de soya que contenga. El suave es la mejor opción para mezclar salsas, cremas, mayonesa y aderezos.

Bien sea mezclado o en puré, el tofu suave tiene una textura espesa y cremosa, que es perfecta para muchas recetas. Algunas de mis favoritas son Mayonesa sin huevo, baja en grasa; Aderezo ranch con chipotle, Crema agria de tofu y Mousse de chocolate.

Tofu regular (al estilo chino) para usar en salteados, platos al horno o asados a la parrilla

El tofu regular a veces se denomina al estilo chino y generalmente se vende en recipientes de plástico en la sección refrigerada de los supermercados.

También está etiquetado con diferentes consistencias de blando a extrafirme, dependiendo de cuánta agua se haya extraído de él. El tofu chino regular blando es similar al tofu suave japonés, aunque no es tan suave y cremoso. Estos dos tipos son generalmente intercambiables para la mayoría de las recetas.

El tofu regular firme o extrafirme se utiliza mejor en las recetas de tofu salteado, tofu al horno o en cualquier plato donde desees que el tofu mantenga su forma.

El tofu medio al extrafirme progresivamente van aumentando la densidad, con un menor contenido de agua. Estos tipos de tofu deben drenarse y presionarse para eliminar el contenido de agua.

Dos opciones para drenar y prensar:

  1. Forma tradicional: Corta el paquete y drena el exceso de agua sobre un lavaplatos. Luego coloca el bloque de tofu sobre una superficie absorbente, como toallas de papel en capas o un paño de cocina. Ahora, usa otro paño de cocina o toallas de papel para colocar encima del bloque y cúbrelo con un plato pesado o una sartén de hierro fundido. Deja que continúe secando bajo presión durante aproximadamente 30 minutos.
  2. La forma rápida y fácil de Terri: Después de comprar tofu en un recipiente de plástico de la sección de productos de la tienda de mercado, llévalo a casa y colócalo directamente en el congelador. Esto alarga considerablemente el tiempo permitido para su uso, ya que no se echará a perder en un par de semanas. Cuando esté listo para ser usado en un salteado u otro plato, descongélalo por completo al colocarlo en el refrigerador por más de 24 horas, o al sumergirlo en un recipiente grande con agua muy caliente. Si se sumerge, tomará aproximadamente una hora y será necesario cambiar el agua un par de veces para asegurarse de que se mantenga muy caliente. Una vez descongelado, abre el recipiente y drena el exceso de agua. Notarás que la estructura molecular del tofu realmente ha cambiado. Es mucho más firme y esponjosa. Ahora se puede manejar con facilidad y se le puede exprimir el agua con las manos, al igual que al exprimir una esponja. Esta demostración de cocina de “huevos revueltos” hechos con tofu para el desayuno muestra lo fácil que es.

Marinar tofu

Una de las quejas más comunes sobre el tofu es su sabor insípido. Yo creo que es uno de sus mejores atributos, porque un buen adobo puede infundirle sabor desde adentro hacia afuera. Considero que es un lienzo en blanco para cualquier combinación que se me ocurra. Algunas opciones excelentes serían la salsa barbacoa, la Salsa sofreída o la Salsa de sésamo con jengibre dulce.

Listo para cocinar

Después de marinar, es hora de cocinar y hay varias opciones diferentes. Se puede cocinar como está o se puede cubrir con pan o maicena. A menudo prefiero la maicena, que ayuda a hacer el exterior del tofu crujiente y de color marrón dorado cuando se sofríe o se hornea. Aquí hay cinco maneras de cocinar tofu:

  1. Preparar el tofu en una freidora de aire lo hace más crujiente. Solo colócalo en la canasta, recubierto o no, y cocínalo a 375 grados Fahrenheit (190 grados centígrados) durante aproximadamente 20 minutos. Sugiero parar después de los primeros 10 minutos para mezclar y luego terminar de cocinar.
  2. Freírlo en la sartén requiere una buena sartén antiadherente y una superficie muy caliente. En lugar de agregar aceite a la sartén, uso un poco de adobo para dorar el tofu. Después de que se haya puesto dorado, agrega verduras, arroz, fideos o cualquier otra cosa que desees.
  3. Cocerlo al vapor implica, tradicionalmente, elevar la comida sobre el agua con un vaporizador. Condimentar la comida tiene que esperar hasta después. Sin embargo, tiendo a tomar el camino fácil y solo añado mi tofu al mismo tiempo que cocino los vegetales en un salteado. Ya que los vegetales salteados toman solo minutos y dejan una textura ligeramente crujiente, agregar el tofu al mismo tiempo y cubrirlo con una tapa durante unos minutos permite que se cocine al vapor y caliente por completo, al igual que absorbe más sabor de la salsa o el adobo. El tofu no se volverá crujiente con este método, pero a mí personalmente también me gusta.
  4. Para hornearlo es necesario usar papel para hornear o una lámina de silicona para hornear para evitar que los alimentos se peguen. Por lo general, cocino a 400 grados durante 20 a 30 minutos, ya que los hornos son diferentes.
  5. Asarlo a la parrilla es otra excelente manera de cocinar tofu, y mi receta favorita son las brochetas de tofu. ¡Enciende la parrilla!

Espero que esta guía te inspire a hacer algunos platos de tofu pronto. Hay tantas opciones para probar recetas y métodos de cocción. Si uno no funciona para ti, prueba uno diferente. ¡Apuesto que serás un maestro del tofu en muy poco tiempo!

Copyright 2019 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Mantente al tanto de las noticias sobre el certificado nutrición basada en plantas enteras y recibe artículos inspiradores y recetas en tu buzón.