¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida? Consulta nuestra guía de alimentación basada en plantas sin procesar.¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida?
Temas » Ciencia de la Nutrición » El vínculo crucial de la soya
CNS Logo

En vista de las recientes noticias sobre los beneficios de la proteína de soya para la salud, ¿qué encontramos en nuestro Proyecto de China?

Ya que China es uno de los principales productores y consumidores de productos provenientes de la soya en el mundo, el uso que le dan a este alimento puede ser de especial interés.

Primero, recuerda que nuestra encuesta incluyó un total de 65 municipios, en su mayoría rurales, en los confines del país, con dos pueblos de 50 familias, cada una encuestada en cada municipio. También, recuerda que las tasas de enfermedad y el tipo de alimentación variaron enormemente de área en área, por lo tanto, se crearon unos patrones geográficos muy marcados para enfermedad cardiaca, varios cánceres y otros. Gracias a que la mayoría de los chinos rurales raramente se trastean a otras áreas y consumen los mismos tipos de alimentos a lo largo de sus vidas, encontramos un escenario experimental casi perfecto para comparar las características de la alimentación, el estilo de vida y la enfermedad.

Aunque el consumo de los productos provenientes de la soya no estuvo medido independientemente de la ingesta de otras legumbres, esto no compromete mucho nuestra pregunta, ya que los granos de soya constituyen, en promedio, cerca del 80 % de todas las legumbres que se consumen en China. De hecho, la palabra china para el grano de soya es “tatou”, lo que significa “el grano mayor”.

La ingesta total de legumbres en China osciló entre casi nada en unos pocos municipios, hasta ingestas diarias promedio de 55-58 gramos por día para tres municipios (cerca de dos onzas, peso fresco). Sorprendentemente, las ingestas promedio por todo el territorio chino no fueron tan altas como lo esperábamos. Debemos reconocer, sin embargo, que la encuesta incluyó municipios, en su mayoría rurales, donde las legumbres se han considerado frecuentemente más un lujo que un alimento esencial. Además, cualquier propiedad de la proteína de soya como tal, capaz de disminuir el colesterol, está grandemente enterrada dentro de los efectos totales de la alimentación y sería difícil distinguirla.

SECO COCINADO
Proteína 34.1 g 11 g
Grasa 17.7 g 5.7 g
Calorías 403 103
Carbohidrato 33.5 g 10.8 g
Fibra Cruda 4.9 g 1.6 g
Calcio 226 mg 73 mg
Fosforo 554 mg 179 mg
Hierro 8.4 mg 2.7 mg
Sodio 5 mg 2 mg
Potasio 1,677 mg 540 mg
Vitamina A 80 IU 30 IU
Tiamina 1.1mg 0.21 mg
Riboflavina 0.31 mg 0.09 mg
Niacina 2.2 mg 0.6 mg

Fuente USDA (siglas en inglés para el Departamento de Agricultura de E.U.)

No obstante, esto es lo que los datos muestran. Cuando comparamos la cantidad de legumbres consumidas, con el tipo “malo” de colesterol sanguíneo, encontramos una “asociación inversa”. Esto significa que, mientras la ingesta de leguminosas aumenta, el colesterol baja. Medimos el colesterol malo en dos formas, como LDL y como apolipoproteína B (un tipo mucho menos popular de colesterol). En el caso del colesterol tipo “apo B”, la asociación inversa fue altamente significativa, estadísticamente hablando. También encontramos una asociación inversa entre la ingesta de legumbres y un par de diferentes tipos de enfermedad cardiaca. Otra vez, estas asociaciones fueron estadísticamente significativas.

En resumen, los datos de la China rural no fueron tan discriminatorios en estudiar los efectos de la proteína de soya, como fueron los ensayos controlados de otros estudios recientemente reportados en la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra (New England Journal of Medicine). El Estudio de China, sin embargo, representa lo que se puede apreciar bajo condiciones muy prácticas. Aunque no fue asombroso, encontramos lo que esperábamos, concretamente, el consumir legumbres (la mayoría de soya), está asociado con disminución de niveles más bajos de colesterol sanguíneo y tasas más bajas de enfermedad cardiaca. La característica más notable de estos datos es el hecho de que esta asociación de disminuir el colesterol con las ingestas aumentadas de proteína fue observada entre las personas cuyos niveles de colesterol sanguíneo ya estaban bien bajos.

Los granos de soya contienen más del 100 % de los requerimientos alimenticios de los aminoácidos esenciales lisina, metionina y cistina, treonina y triptófano. Ellas son las únicas legumbres cuyas proteínas son consideradas “completas”. Una taza de granos de soya cocidos contiene tanta proteína como una porción de carne, pescado o pollo.

Copyright 2022 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.