Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en PlantasSuscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas
Temas » Ciencia de la Nutrición » Leche de soya vs. descremada: cómo la industria láctea tergiversa los resultados para comercializar leche
CNS Logo

Leche de soya vs. descremada: cómo la industria láctea tergiversa los resultados para comercializar leche

Leche de soya vs. descremada: cómo la industria láctea tergiversa los resultados para comercializar leche

En la ciencia confiamos, hasta cierto punto. Muchos de nuestros hábitos y decisiones diarias son influenciados por la ciencia: todo, desde lo que comemos hasta cómo entrenamos se basa en evidencia científica confiable y estudios de investigación. Sin embargo, este campo de estudio, aparentemente objetivo, no es perfecto. Abiertas a innumerables variables e interpretaciones de los investigadores (junto con profesionales de mercadeo y periodistas que sacan los resultados de contexto), las conclusiones pueden ser manipuladas y comprimidas como realidades antes de que realmente puedan ser probadas a largo plazo. Esta es la táctica en la que se basa la industria láctea para convencer al público de que la leche de vaca es un alimento saludable. Revisamos dos estudios que compararon los efectos de la proteína de suero lácteo con la leche de soya en la acumulación muscular post-ejercicio y descubrimos que la industria láctea está utilizando conclusiones a corto plazo para promover hábitos de salud a largo plazo.

El estudio solo incluyó a ocho participantes, todos de edad similar, lo cual no es un tamaño de muestra diverso ni lo suficientemente grande como para aplicar los resultados al público en general.

A diferencia de algunos de los estudios financiados por la industria láctea utilizados para promover la leche de vaca, este en particular fue relativamente sólido en su diseño. El objetivo de este estudio fue determinar si la leche de soya o descremada condujo a una mayor tasa de síntesis de masa muscular magra[1]. Los investigadores analizaron específicamente la cantidad de aminoácidos acumulados en los músculos de los participantes, tanto después del ejercicio como durante todo el ensayo. El estudio tuvo en cuenta una amplia gama de variables, y no parecía haber ninguna manipulación deliberada para favorecer una bebida sobre la otra. Los investigadores descubrieron que había más aminoácidos disponibles durante más tiempo en los participantes que consumieron leche descremada durante todo el ensayo, y concluyeron que la leche descremada es mejor que la leche de soya para ganar masa muscular magra.

Si bien la evidencia de este estudio es sólida, no garantiza evidencia. El estudio solo incluyó a ocho participantes, todos de edad similar —lo cual no es un tamaño de muestra diverso ni lo suficientemente grande como para aplicar los resultados al público en general—. Además, la acumulación de aminoácidos a corto plazo no se traduce necesariamente en un crecimiento muscular a largo plazo. Analizamos un metaanálisis de la proteína de soya versus el suero lácteo (una proteína en la leche de vaca) sobre los efectos del aumento de la masa muscular con el tiempo, y no encontramos ningún beneficio en los participantes que consumen suero lácteo durante un período de seis semanas[2]. Si bien este metaanálisis también debe tomarse con reservas, ya que solo incluyó dos estudios (debido a la falta de investigación sobre este tema en particular), nos recuerda revisar un cuerpo de investigaciones coherentes antes de llegar a conclusiones, como la industria láctea tiende a hacer.

Un estudio no es suficiente para probar un punto y, sin embargo, si recibe la atención adecuada de los medios, este estudio singular podría engañar a los asistentes al gimnasio para que cambien su batido de proteínas basado en plantas por una variedad basada en suero lácteo. La industria láctea se basa en estos estudios financiados por la industria para hacer afirmaciones grandiosas a favor de los productos lácteos, con la esperanza de que el señuelo de la evidencia científica lleve su mensaje de “la leche le hace bien al cuerpo”. Esto no quiere decir que no debamos valorar la ciencia, pero no debemos permitir que nuestras elecciones de salud estén completamente dictadas por ella, sin cuestionar la fuente. En Switch4Good, jugamos a largo plazo, y tenemos años de experiencia y logros atléticos para apoyar el estilo de vida libre de lácteos.

Referencias

  1. https://academic.oup.com/ajcn/article/85/4/1031/4648831.
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29722584#

Copyright 2021 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Recibe en tu buzón noticias y recursos sobre el estilo de vida basado en plantas incluyendo cursos/seminarios, artículos inspiradores y recetas saludables.