¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida? Consulta nuestra guía de alimentación basada en plantas sin procesar.¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida?
Temas » Medio Ambiente » Nuestro enigma azul: Los océanos son tan resistentes como les permitamos ser
CNS Logo
Nuestro enigma azul: Los océanos son tan resistentes como les permitamos ser

Desde hace algún tiempo, los científicos que le dan seguimiento a las poblaciones de peces han estado levantando la alarma y advirtiendonos que no habrá peces en los océanos para el año 2050 si continuamos en la misma trayectoria actual.[1] Un estudio publicado en julio del 2020 que analiza la biomasa de peces encontró que el 82% de las zonas de pesca están por debajo de los niveles permitidos para rendimientos sostenibles.[2] Informes anteriores encontraron tendencias similares con una caída del 49% en las poblaciones de peces entre 1970 y 2012, con casi el 90% de las poblaciones de peces marinos del mundo ahora completamente explotadas, sobreexplotadas o agotadas.[3][4]

Sin embargo, los científicos que estudian específicamente los océanos y las reservas oceánicas han demostrado que los ecosistemas marinos son simultáneamente más resistentes de lo que pensábamos. Las poblaciones de peces tienen la increíble capacidad de recuperarse a velocidad rápida, pero hay un detalle. La tasa de recuperación de las poblaciones de peces depende del tipo de reserva.

Debemos llegar a comprender que los océanos no existen de forma aislada.

En las reservas o zonas protegidas en donde la pesca no estaba permitida durante todo el año, las poblaciones de peces han mostrado una resistencia increíble. Un estudio de México mostró un aumento del 463% en la biomasa de peces en solo 12 años, un aumento masivo.[5] En particular, las especies depredadoras aumentaron dramáticamente y los comportamientos de los peces cambiaron inesperadamente. La proliferación de peces también ha sido beneficiosa para las personas locales que se han beneficiado del ecoturismo y el aumento de la capacidad de pesca en las zonas alrededor de la reserva. Estas cifras fueron especialmente llamativas en comparación con otras reservas en las que la pesca estaba limitada pero no estaba totalmente prohibida. En estas reservas, se produjo un escaso crecimiento de las poblaciones de peces.

Con el éxito de estas zonas marinas protegidas, es evidente que son necesarias más reservas. Es por eso que las Naciones Unidas se fijó una meta para la creación de reservas marinas en todo el mundo con el objetivo de tener el 10% del océano de todo el mundo protegido para el año 2020. En el 2017, sólo el 3.6% del área marina estaba protegida, con sólo el 2% en áreas protegidas con restricciones de acceso.[6] Todavía tenemos un largo camino por recorrer para garantizar la protección de los ecosistemas acuáticos y lo que está en juego es demasiado alto para no actuar.

Our Blue Conundrum: The Oceans Are as Resilient as We Allow Them to Be

En realidad, los océanos de todo el mundo están experimentando una multitud de problemas desconcertantes, ya sea por el cambio climático y la acidificación de los océanos, la contaminación por nitrógeno y las zonas muertas, la contaminación por plásticos, la pérdida de hábitats costeros o la sobrepesca rampante que conduce al colapso de los ecosistemas. Como individuos, podemos optar por no apoyar la sobrepesca y el bykill simplemente eligiendo no comer pescado, ya sea salvaje o de granja.

Vivimos en un planeta azul y la vida fuera del agua no es más que una pequeña porción de nuestro increíble mundo. Si tomamos en cuenta que el 99% del espacio disponible para la vida en la tierra está bajo el agua y que nuestra comprensión colectiva de los ambientes acuáticos sigue siendo relativamente simplista y con muchas deficiencias, debemos llegar a comprender que los océanos no existen de forma aislada.[7] Perder estos ecosistemas sería desastroso para la vida en todas partes y debe haber más movimiento público hacia el establecimiento de reservas protegidas y la eliminación de subsidios para la sobrepesca.

Our Blue Conundrum: The Oceans Are as Resilient as We Allow Them to Be

Referencias

  1. Stanford Report. “Science Study Predicts Collapse of All Seafood Fisheries by 2050.” Stanford News. November 2, 2006. https://news.stanford.edu/news/2006/november8/ocean-110806.html.
  2. Palomares, M. L. D., R. Froese, B. Derrick, J. J. Meeuwig, S.-L. Nöel, G. Tsui, et al. “Fishery Biomass Trends of Exploited Fish Populations in Marine Ecoregions, Climatic Zones and Ocean Basins.” Estuarine, Costal and Shelf Science. July 9, 2020. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0272771419307644.
  3. WWF. “Living Blue Planet Report: Species, Habitats and Human Well-being.” 2015. https://c402277.ssl.cf1.rackcdn.com/publications/817/files/original/Living_Blue_Planet_Report_2015_Final_LR.pdf?1442242821.
  4. Food and Agriculture Organization of the United Nations. “Fisheries.” http://www.fao.org/fisheries/en/.
  5. Aburto-Oropeza O., B. Erisman, G. R. Galland, I. Mascareñas-Osorio, E. Sala, E. Ezcurra (2011). “Large Recovery of Fish Biomass in a No-Take Marine Reserve.” PLoS ONE 6(8): e23601. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0023601.
  6. Bada, Ferdinand. “What Percentage of the World’s Ocean Area Is Protected?” World Atlas. Mary 8, 2019. https://www.worldatlas.com/articles/what-percentage-of-the-world-s-ocean-area-is-protected.html#:~:text=The%20United%20Nations%20(UN)%20has,world’s%20oceans%20are%20protected%20areas.
  7. NASA. “Oceans: The Great Unknown.” October 8, 2009. https://www.nasa.gov/audience/forstudents/5-8/features/oceans-the-great-unknown-58.html.

Copyright 2022 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.