¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida? Consulta nuestra guía de alimentación basada en plantas sin procesar.¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida?
Recetas » Postres » Bizcocho de piña invertido
CNS Logo

3 tazas de jugo de piña

Rodajas o trozos de piña

Frambuesas congeladas

1 ¼ tazas de avena en hojuelas

1 taza de harina de almendras

1 ½ cucharadita de levadura en polvo

¾ cucharadita de bicarbonato de sodio

½ taza de dátiles sin hueso

1 cucharada de jugo de limón

1 cucharadita de vainilla

1 taza de agua

1 Precalienta el horno a 350 grados F (180 grados C).

2 Agrega el jugo de piña a una cacerola y cocínalo a fuego medio hasta que mida aproximadamente 1 taza.

3 Coloca las rodajas de piña y las frambuesas en el fondo de un molde de silicón de 9 pulgadas o un molde para pasteles forrado con pergamino.

4 Vierte el jugo de piña cocido sobre las rodajas de piña y las frambuesas.

5 Muele la avena hasta convertirla en harina.

6 Revuelve las harinas, el polvo de hornear y el bicarbonato de sodio en un tazón para mezclar.

7 Licúa los dátiles, el jugo de limón, la vainilla y el agua en una licuadora hasta pulverizar los dátiles.

8 Revuelve la mezcla de dátiles en la mezcla de harina para completar la masa, luego vierte la masa sobre la piña y las frambuesas. Alisa la parte superior con una cuchara.

9 Hornea durante 35 a 40 minutos.

10 Manténlo en un recipiente hermético en el refrigerador hasta por 3 días.

Si el jugo de piña no se espesa cuando se reduzca, mezcla 1 cucharada de maicena o polvo de arrurruz en ¼ de taza de agua y viértelo lentamente en el jugo de piña caliente y cocido, revolviéndolo hasta que se espese.

Copyright 2022 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.