Lleva tu práctica al siguiente nivel. Suscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en PlantasSuscríbete en nuestro Certificado de Nutrición Basada en Plantas
Recetas » Postres » Cheesecake vegano
CNS Logo
Cheesecake vegano

Lo Que Necesitarás


CORTEZA

1 taza de pacanas

½ taza de harina de almendras

10 dátiles medjool, sin semillas

1 cucharada de linaza molida + 1 cucharada de agua

½ cucharadita de canela

CHEESECAKE

1 bloque de 14 onzas (397 g) de tofu extrafirme (no suave), escurrido

½ taza de mantequilla de marañón cruda

6 dátiles medjool grandes, sin semillas (aproximadamente ½ taza)

½ taza de leche vegetal sin azúcar

2 cucharadas de jugo de limón fresco

1 cucharadita de extracto de vainilla pura

2 cucharadas de hojuelas de agar-agar o agar-agar en polvo

CUBIERTA

Fruta fresca de tu elección

¼ de taza de conservas de frutas


Procedimiento


1 Precalienta el horno a 350 °F (177 °C).

2 Coloca todos los ingredientes de la corteza en un procesador de alimentos y procésalos hasta que la mezcla forme una bola. Añade un poco más de agua si es necesario.

3 Envuelve la parte inferior de un recipiente con lados que se puedan remover de la base (springform pan) de 6 pulgadas (15 cm) con papel aluminio. Coloca el recipiente en una cazuela lo suficientemente grande como para acomodarlo y agrégale aproximadamente 1 pulgada (25 ml) de agua. Esto se denomina baño-maría (baño de agua) y ayudará a evitar que el pastel se fisure en la parte superior. Sin embargo, no te preocupes si tiene algunas fisuras, de todos modos cubrirás la parte superior con fruta.

4 Presiona la corteza en el recipiente, dejando que se acumule un poco hacia los lados.

5 Coloca todos los ingredientes del cheesecake en una licuadora de alta potencia y mézclalos hasta que estén sin grumos.

6 Vierte la masa sobre la corteza y alisa la parte superior.

7 Hornea el cheesecake durante 50 a 55 minutos, hasta que la parte superior esté ligeramente dorada y el centro se sienta firme al tacto.

8 Retíralo y déjalo enfriar completamente, luego refrigéralo durante la noche antes de desmoldarla.

9 Desliza suavemente un cuchillo afilado alrededor de los bordes y suelta el resorte del recipiente.

10 Recubre el cheesecake con fruta fresca de tu elección.

11 Calienta las conservas hasta que estén líquidas. Luego, aplícalas sobre la fruta. Esto mantendrá la fruta fresca y también agregará un brillo hermoso. Utiliza cualquier sobrante como una salsa.

12 Almacena el cheesecake en el refrigerador. Se mantiene fresco durante unos 3 días.

Copyright 2021 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias gratuito

Recibe en tu buzón noticias y recursos sobre el estilo de vida basado en plantas incluyendo cursos/seminarios, artículos inspiradores y recetas saludables.