¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida? Consulta nuestra guía de alimentación basada en plantas sin procesar.¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida?
Recetas » Plato Principal » Salsa cremosa de tomate y albahaca fresca para pasta
CNS Logo

1 cebolla dulce grande, cortada en cubitos

1 chalote, cortado en cubitos

1 taza de vino blanco seco

1 lata de 28 oz de tomates picados o triturados

1 lata pequeña de pasta de tomate (6 oz)

Sal al gusto (opcional)

½ cucharadita de pimienta negra

¾ taza de marañones crudos

2 tazas de caldo vegetal bajo en sodio

1 taza de hojas de albahaca fresca, picadas

1 Calienta una olla grande a fuego alto. Agrega la cebolla y saltea hasta que se vuelva transparente. Añade la chalota a la sartén caliente y desglasa con el vino blanco. Continúa salteando hasta que estén doradas y caramelizadas. Añade un poco de agua según sea necesario para evitar que se pegue a la sartén.

2 Mezcla los tomates y la pasta de tomate. Condimenta con sal y pimienta. Lleva la mezcla a hervir, mezcla bien, luego reduce a fuego lento y cocina tapado, durante unos ocho minutos. Usa una licuadora de inmersión para procesar la salsa hasta obtener la textura deseada (cremosa y espesa).

3 Coloca los marañones y el caldo vegetal en una licuadora de alta potencia. Procesa durante un minuto más o menos, hasta que quede muy suave. Añade la crema de marañones a la olla de la salsa de tomate. Combina bien y continúa cocinando tapado a fuego lento por unos seis minutos o hasta que la salsa se haya espesado un poco.

4 Agrega la albahaca fresca y sirve inmediatamente sobre la pasta de grano entero caliente.

Puedes usar vino sin alcohol o caldo vegetal adicional en lugar del vino blanco.

Copyright 2022 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.