¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida? Consulta nuestra guía de alimentación basada en plantas sin procesar.¿Quieres aprender más sobre este estilo de vida?
Recetas » Aperitivos » Cazuela horneada de tortillas y tomatillos
CNS Logo

La salsa de tomatillo le da a todo un sabor fresco y ligeramente ácido, ¡una combinación perfecta con el crujido de las chips de tortillas!

Reimpreso del libro The China Study Cookbook (BenBellaBooks, 2018)

3 tazas de chips de tortilla de maíz horneados triturados

2 frascos (15 onzas) de salsa

2 tazas de maíz

2 tazas de frijoles pintos cocidos o enlatados, drenados

1½ tazas de Salsa tomatillo.

Aguacates cortados en cubitos, para decorar

1 Precalienta el horno a 350 grados F (180 grados C).

2 En un envase para mezclar, combina los chips de tortilla triturados, la salsa, el maíz y los frijoles. Mezcla bien. Extiende en el fondo de una fuente para hornear antiadherente de 9 × 13 pulgadas. Cubre con papel aluminio y hornea por 30 minutos.

3 Retira la cazuela de tortilla horneada del horno y deja que se enfríe durante 15 minutos. Rocía con salsa de tomatillo y cubre con aguacate.

Está bien utilizar chips de tortilla horneados comprados en la tienda para esta receta, pero a menudo los preparo en casa. Coloca 8 tortillas de maíz ligeramente saladas en una bandeja para hornear y hornea a 350 grados durante 5-8 minutos. Cómo son fáciles de quemar, los reviso a menudo. Una vez que estén duros y crujientes, los dejo enfriar 10 minutos antes de desmenuzarlos.

Copyright 2022 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.