Temas » En la cocina » Sopas listas para la tormenta de nieve – Cuatro recetas de sopas para mantenerte caliente
Centro de Estudios en Nutrición del Dr. T. Colin Campbell

Durante los tiempos agitados del año, cuando las listas de tareas por hacer son de una milla de largo, es fácil estar abrumado, con la agenda apretada y muy estresado. Hacer una olla de sopa casera puede ser el antídoto perfecto para nuestros nervios extenuados. El proceso de hacer y compartir la sopa es una buena terapia para los sentidos.

Comienza con la preparación tranquila y rítmica de cortar las verduras, lo que puede ser calmante y casi meditativo. A medida que ensamblamos los ingredientes, y los sabores se comienzan a combinar y a cocinar a fuego lento, el aroma se convierte en acogedor y tranquilizante. Una vez que nuestra sopa está completamente cocida y lista para servir, no hay casi nada que rivalice con el placer reconfortante de compartir la bondad nutritiva casera con una mesa llena de seres queridos.

Mantenerse un paso por delante de la nieve comienza con una despensa de cocina llena de alimentos básicos. Una variedad de alimentos fundamentales y sabrosos te darán suficiente flexibilidad cuando llegue el momento de crear sopas nutritivas y satisfactorias.

Alimentos básicos de la despensa

Almacena alimentos básicos en la despensa en cualquier momento que los veas en descuento. Trata de mantener un surtido de estos artículos esenciales a la mano, y estarás listo para hacer casi cualquier comida favorita al instante.

  • FRIJOLES: Comienza con una variedad de frijoles y legumbres, secos o enlatados, incluyendo lentejas, guisantes, frijoles negros, frijoles rojos, frijoles blancos y garbanzos.
  • TOMATES: Ten un surtido de productos a base de tomate disponibles, bien sea en cajas, latas o frascos, incluyendo tomates orgánicos sin procesar, tomates cortados en cubos, pasta de tomate y salsa marinara. Evita comprar cualquier producto a base de tomate que contenga azúcar o aceite añadido.
  • CEREALES DE GRANO ENTERO: Busca algunos cereales de grano entero favoritos para mantenerlos a la mano, incluyendo arroz integral, quinua y cebada.
  • CALDO: Mantén cajas de caldo de verduras orgánico (hecho sin aceite o azúcar añadido) en tu despensa, para usarlo como la base de una amplia variedad de sopas saludables y satisfactorias.

Cocción lenta versus cocción en la estufa

Hacer una sopa en una olla de cocción lenta durante todo el día podría ser la forma más fácil de tener sopa sobre la mesa cuando llegues a casa después de un largo día, pero cocinar una olla de sopa en la estufa es lo más rápido.

Estas cuatro recetas, probadas y reales, están entre mis favoritas. Cada una funciona maravillosamente con cualquier método.

La ventaja de cocinar en una olla de cocción lenta queda clara en el momento en el que llegas a casa, cuando la olla de sopa sustanciosa y burbujeante aguarda por ti. Pero es una solución intermedia. Para algunos hogares, el caos de la mañana ya está a rebosar, y la adición de una tarea más a la rutina de la mañana (es decir, la preparación de la olla de cocción lenta) no funciona para todos.

Si esto te suena familiar, hervir a fuego lento cualquiera de estas recetas en la estufa después del trabajo es un gran plan de contingencia. O bien, trata de tener algo de tiempo durante tu fin de semana para preparar una o dos ollas de sopa para la fría semana que tienes por delante, y cocinar tandas adicionales y meterlas en el congelador puede ser un salvavidas en esas noches en las que te sientes muy cansado como para cocinar.

Copyright 2023 Centro de Estudios en Nutrición. Todos los derechos reservados.